Fármacos que suprimen la acción de los NACO

07.08.2017
Żylna choroba zakrzepowo-zatorowa - postępy 2015/2016 (cz. 2)
Krystyna Zawilska
Zawilska K., “Żylna choroba zakrzepowo-zatorowa – postępy 2015/2016”, Med. Prakt., 2016, 7-8: 45-52.

Sin lugar a dudas la carencia de sustancias que anulen la acción de los NACO fue peligrosa para los enfermos tratados con los medicamentos en cuestión. En 2015 se alcanzaron los primeros logros en el desarrollo de fármacos que suprimen la acción de dabigatrán y de los inhibidores del factor Xa. En 2016 en la Unión Europea se registró el idarucizumab, un fármaco que asimila y neutraliza dabigatrán. Es un anticuerpo monoclonal de ratón humanizado que bloquea los efectos de dabigatrán (aDabi-Fab) al unirse específicamente formando un complejo estable con dabigatrán libre y unido con trombina, y así neutralizando su acción. Las pruebas de 1.a fase se realizaron en 3 grupos (224 participantes voluntarios en total):
1) personas jóvenes y sanas, con función renal normal
2) personas de edad 65-80 años
3) personas de edad 45-80 años con una insuficiencia renal leve o moderada.

En todos los que recibieron dabigatrán la infusión iv. de 5 mg de idarucizumab provocó una anulación absoluta de los efectos de dabigatrán, sin que se presentasen efectos protrombóticos20-22. La única reacción adversa fue la cefalea que se presentó en ≥5 % de los examinados. En el estudio de 3.a fase (RE-VERSE AD) se incluyeron 90 personas tratadas con dabigatrán: 51 enfermos recibieron idarucizumab debido a hemorragias y otras 39 a causa de intervención quirúrgica planificada. En 68 enfermos se anotó el tiempo de trombina alargado del plasma diluido, mientras que el tiempo de ecarina prolongado se observó en 81 personas. A los pocos minutos tras la administración iv. de idarucizumab tanto el tiempo de trombina como el de ecarina se normalizaron en un 88-98 % de los pacientes. La concentración <20 ng/ml de dabigatrán libre en plasma se mantuvo pasadas las 24 h tras la administración de idarucizumab en un 79 % de los examinados. En los demás pacientes se observó el incremento de la concentración de dabigatrán en sangre pasadas las 12 y 24 h, probablemente a causa de la redistribución de dicho fármaco del área extravascular a la sangre. En los casos de sangrados que no ceden o ante la necesidad de realizar una intervención quirúrgica urgente hay que administrar de forma adicional idarucizumab a dosis de 5 mg. Las complicaciones hemorrágicas se presentaron en 36 pacientes y cedieron después de 11 h (media). En un 92 % de los pacientes operados no aparecieron hemorragias graves. Las reacciones adversas que se anotaron en ≥5 % de los enfermos fueron: hipopotasemia, confusión, estreñimiento, fiebre y neumonía. Ninguna de las 26 muertes, así como ninguna de las 5 complicaciones tromboembólicas fueron causadas por idarucizumab. Finalizado el tratamiento, en un 4 % de los participantes se formaron los anticuerpos contra este medicamento23.

El fármaco que suprime la acción de fármacos tipo rivaroxabán, apixabán o edoxabán es el andexanet alfa: factor Xa modificado y recombinado, carente de dominio catalítico y sin posibilidad de interacción con otros factores de coagulación, pero con capacidad de captar y neutralizar inhibidores del factor Xa. Aparte de los medicamentos mencionados más arriba el andexanet neutraliza también la acción de HBPM y de fondaparinux. En los estudios de 3.a fase: ANNEXA-A (reversión de la acción de apixabán) y ANNEXA-R (reversión de la acción de rivaroxabán), la administración de andexanet en una infusión iv. lenta provocó una disminución rápida de la actividad de anti-Xa y de la concentración de apixabán libre y rivaroxabán en plasma de los pacientes sanos. Sin embargo, para mantener este efecto era necesaria la administración iv. continua de este medicamento23,24. No se observaron reacciones adversas importantes en 101 enfermos en los que se usó andexanet. La presencia de los anticuerpos neutralizantes se anotó en un 17 % de los examinados. En la actualidad se está llevando a cabo el estudio ANNEXA-4, que tiene como objetivo evaluar la eficacia y seguridad del uso de andexanet en enfermos tratados con inhibidores del factor Xa en los que se presentaron complicaciones hemorrágicas26. Por otra parte, se está examinando la sustancia llamada ciraparantag: una molécula con carga positiva, con capacidad de asimilarse con todos los inhibidores del factor Xa (con HNF y HBPM incluidas) y de neutralizarlos. El mecanismo de acción de ciraparantag consiste en bloquear las interacciones de los anticoagulantes con la antitrombina o con los factores activos de la coagulación. La sustancia no tiene influencia protrombótica27,28.

Utilizamos cookies para asegurarnos de que le ofrecemos la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Para más detalles, léase la política de cookies.