Palpitaciones

Sensación desagradable producida por el latido cardíaco a consecuencia de cambios de la frecuencia, ritmo o fuerza de las contracciones cardíacas.

Etiopatogenia y causas

Causas

1) enfermedades cardíacas: sobre todo alteraciones del ritmo y de la conducción, cardiopatía isquémica, malformaciones cardíacas, pericarditis, cardiomiopatías, insuficiencia cardíaca

2) trastornos psíquicos: neurosis, ataques de pánico, depresión, trastornos hipocondríacos

3) estimulantes y fármacos: alcohol (abuso o suspensión), cafeína, nicotina, anfetamina, cocaína, fármacos anticolinérgicos, agonistas β2, β-bloqueantes (suspensión), digitálicos, teofilina, nitratos, adrenalina

4) trastornos metabólicos: hipertiroidismo, hipoglucemia, hipopotasemia, hipo- e hipercalcemia, hipo- e hipermagnesemia, feocromocitoma, menopausia

5) otras: anemia, fiebre, embarazo, estrés emocional, esfuerzo físico, hiperventilación, migraña.

Clasificación clínica: irregulares y regulares; paroxísticas (inicio súbito y resolución súbita) y no paroxísticas (aceleran y ceden gradualmente).

Diagnóstico

1. Anamnesis y exploración física: determinar cómo se perciben las palpitaciones (forma paroxística, frecuencia cardíaca, regularidad, localización), circunstancias de su aparición, eventuales síntomas acompañantes (p. ej. cansancio, mareos, molestias o dolor en el tórax, disnea, poliuria, presíncope o síncope). En la exploración física valorar la frecuencia cardíaca y la regularidad, concordancia con el pulso periférico, variabilidad de los tonos cardíacos (p. ej. una intensidad variable del primer tono indica taquicardia ventricular), presencia de tonos patológicos y soplos cardíacos.

2. Exploraciones complementarias: ECG en reposo, monitorización con Holter, ecocardiografía, otras pruebas dependiendo de la causa sospechada.