Diuresis, alteraciones

1. Disuria: se define como micción dolorosa y/o dificultosa (a gotas o chorro débil o entrecortado). Puede acompañarse de sensación de ardor en la uretra o tenesmo vesical. Causas: enfermedades de la uretra (más frecuentemente uretritis), vejiga (más frecuentemente ITU), próstata (más frecuentemente hiperplasia benigna), uréteres, pelvis renal, riñones y genitales femeninos, trastornos psíquicos. Diagnóstico: anamnesis (interrogar sobre el antecedente de enfermedades de transmisión sexual) y exploración física que incluya orificio uretral, genitales, y próstata en hombres; exploración ginecológica; examen básico de la orina y del sedimento; urocultivo en caso de sospecha de ITU; examen y/o cultivo de la secreción uretral en caso de sospecha de infección de transmisión sexual; ecografía del sistema urinario. Después de descartar las causas conocidas de disuria hay que tener en cuenta el posible origen psíquico de las molestias referidas.

2. Oliguria: eliminación de <500 ml (<70 ml por 10 kg) de orina al día.

3. Anuria: eliminación de <100 ml de orina al día. CausasAKI (prerrenal, renal o posrenal), insuficiencia renal terminal que requiere tratamiento de reemplazo renal. Diagnóstico: determinación de la forma y causa de la AKI, diagnóstico diferencial con IRC →cap. 14.1.

4. Poliuria: se define como la eliminación persistente de >2500 ml de orina al día. Es consecuencia de la alteración de la absorción de agua por los riñones o (menos frecuentemente) de un aporte excesivo de líquidos. Generalmente se acompaña de polidipsia →cap. 1.32. Las causas y el diagnóstico de poliuria son las mismas que las de polidipsia.