Edemas

Es la acumulación de líquido en el espacio extracelular y extravascular de órganos y tejidos.

Etiopatogenia y causas

Mecanismos (frecuentemente coexistentes):

1) aumento de la presión hidrostática en el segmento venoso de los capilares (p. ej. en la insuficiencia cardíaca congestiva, insuficiencia de las válvulas venosas)

2) disminución de la presión oncótica del plasma (debido a la hipoalbuminemia)

3) aumento de la permeabilidad de las paredes capilares (comúnmente causada por inflamación)

4) dificultad del retorno linfático (p. ej. en linfadenopatías significativas, debidas a la resección de ganglios linfáticos, o a la radioterapia, en filariasis). 

Dependiendo de la localización

1) locales: inflamatorios, alérgicos (p. ej. edema de Quincke), trastornos del retorno venoso (p. ej. trombosis venosa profunda), trastornos del retorno linfático (p. ej. erisipela, filariasis)

2) generalizados: de origen cardíaco (p. ej. en insuficiencia cardíaca), hepático (p. ej. en cirrosis hepática), renal (p. ej. en síndrome nefrótico), hormonal (p. ej. en hipotiroidismo), por desnutrición (p. ej. déficit de proteínas, de vitamina B1), edemas del embarazo, medicamentosos (corticoides), idiopáticos.

Diagnóstico

Evaluar si el edema es local o generalizado.

El edema local inflamatorio se caracteriza por dolor, calor local y enrojecimiento de la piel. El edema causado por un trastorno de retorno de la sangre venosa por lo general es asimétrico (con excepción del síndrome de vena cava), se desarrolla de forma indolora y en el examen físico se pueden determinar signos de trombosis venosa profunda. El edema venoso profundo conduce a cambios tróficos de la piel. El edema alérgico se desarrolla rápidamente, es pálido e indoloro, cede con rapidez. Grandes edemas generalizados se diagnostican en pacientes con insuficiencia cardíaca avanzada, síndrome nefrótico o con cirrosis hepática. Se produce una considerable retención de líquidos con gran aumento del peso corporal. Los edemas también se pueden acumular en la cavidad pleural y peritoneal. En pacientes que deambulan los edemas aparecen por lo general primero en los miembros inferiores, mientras que en los pacientes postrados aparecen primero en la región del sacro, en cuyo caso el aumento del peso corporal suele ser de 3-5 kg. El edema tiene una consistencia blanda y la presión con el dedo provoca la aparición de una fóvea que desaparece lentamente. Diagnóstico diferencial de los edemas generalizados →fig. 17-1.

figurasArriba

Fig. 17-1. Diagnóstico diferencial de los edemas generalizados