Pulso arterial, anormal

El pulso es un movimiento ondulatorio de la pared de arterias debido a las contracciones cardíacas y a la elasticidad de las paredes del vaso. La exploración del pulso consiste en la inspección de las arterias más superficiales por debajo de la piel, en la palpación y auscultación. En una persona adulta se palpan (bilateralmente) las arterias: carótida interna, radial, braquial, femoral, poplítea, dorsal del pie y tibial posterior. La valoración del pulso engloba la frecuencia (rápido, lento), ritmicidad (regular, irregular), amplitud (magno, parvo), tiempo de duración de la onda sistólica (saltón, tardío).

Causas del pulso anormal

1) Pulso parvo y tardío: estenosis de la válvula aórtica.

2) Pulso filiforme (rápido, débil): shock, raramente fiebre o taponamiento cardíaco.

3) Pulso hipocinéticoFEVI disminuida (insuficiencia cardíaca, obstrucción del tracto de salida del ventrículo izquierdo), resistencia vascular periférica aumentada.

4) Pulso saltón y magno: insuficiencia de la válvula aórtica, ductus arterioso de Botalli persistente, estados con circulación hipercinética.

5) Pulso hipercinético: insuficiencia de la válvula aórtica, conducto arterioso de Botalli persistente, estados con circulación hipercinética, miocardiopatía hipertrófica con estenosis del tracto de salida, insuficiencia de la válvula mitral.

6) Pulso bisferiens (2 ondas positivas durante la sístole): miocardiopatía hipertrófica con estenosis del tracto de salida, doble lesión de la válvula aórtica.

7) Pulso dícroto (una onda en la fase de sístole y la segunda al inicio de la diástole): taponamiento cardíaco, insuficiencia cardíaca severa, shock hipovolémico; raramente en personas jóvenes sanas.

8) Pulso paradójico (presente durante una respiración tranquila, observándose que durante la inspiración la amplitud del pulso disminuye (o el pulso desaparece), lo que va acompañado de una disminución de la presión sistólica >10 mm Hg. El pulso paradójico se puede medir mediante el esfigmomanómetro: está presente cuando el primer ruido de Korotkoff (es audible solo durante la expiración): taponamiento cardíaco (la mayoría de los casos), pericarditis constrictiva, trombosis pulmonar masiva, shock, asma y EPOC severa (la causa son grandes cambios de la presión intratorácica).

9) Pulso alternante (alternando onda de pulso con amplitud alta y baja): insuficiencia del ventrículo izquierdo.

10) Pulso bigeminado (después de cada contracción cardíaca normal aparece una extrasístole ventricular): latido ectópico prematuro que acompaña el ritmo sinusal, bloqueo AV tipo Wenckebach con conducción 3:2 y cuando aparece una extrasístole auricular no conducida después de cada dos latidos sinusales.

11) Déficit de pulso (diferencia entre el número de contracciones cardíacas y el número de ondas del pulso palpables durante un minuto): fibrilación auricular rápida, múltiples extrasístoles ventriculares.

12) Diferencias de la amplitud del pulso en las arterias simétricas: estenosis arterial (más frecuentemente ateroesclerótica), disección aórtica, aneurisma de la aorta, enfermedad de Takayasu, coartación de la aorta, estenosis aórtica supravalvular.

13) Pulso irregular perpetuo (p. irregularis perpetuus): fibrilación auricular (ejemplo más frecuente), puede ser motivado también p.ej. por extrasistolias.