Ascitis

Se define como una excesiva acumulación de líquido libre en la cavidad peritoneal (volumen normal ~150 ml).

Etiopatogenia y causas

Mecanismos principales: hipertensión portal, hipoalbuminemia, producción excesiva de líquido, dificultad en el flujo de salida de la linfa.

Causas: cirrosis hepática (~80 %), neoplasias (~10 %), insuficiencia cardíaca, tuberculosis, enfermedades del páncreas, ascitis idiopática en pacientes bajo hemodiálisis, alteraciones del conducto linfático, peritonitis por Chlamydia, síndrome nefrótico, enteropatía con pérdida de proteínas, LES, hipotiroidismo, trombosis de la vena porta, síndrome de Budd-Chiari, filariasis, síndrome de Meigs.

Clasificación de la ascitis dependiendo del volumen de líquido

1) leve (grado 1): detectable solo en ecografía

2) moderada (grado 2): es posible detectarla en la exploración física; volumen de líquido >500 ml

3) avanzada (severa, grado 3): distensión abdominal, con aplanamiento del ombligo o presencia de hernia umbilical; la disnea indica que en la cavidad peritoneal hay ~15 l de líquido.

Diagnóstico

1. Anamnesis y exploración física. Serán las características de la enfermedad de base. Si la ascitis es causada por hipertensión portal, aparece una dilatación de las venas de la pared abdominal causada por circulación colateral portosistémica (entre la vena umbilical y las venas de la pared abdominal o entre la vena mesentérica inferior y las perianales) y la esplenomegalia. Un hígado pequeño o de consistencia aumentada puede indicar cirrosis; nodular y duro sugiere neoplasias.

2. Exploraciones complementarias

1) pruebas de imagen: ecografíaTC, para confirmar la presencia del líquido libre en la cavidad peritoneal y evaluación de su cantidad, tamaño, estructura y lesiones focales del hígado y detectar hipertensión portal o trombosis de la vena porta o de las venas suprahepáticas, esplenomegalia, alteraciones de otros órganos en la cavidad abdominal

2) test de líquido ascítico (obtenido por paracentesis →cap. 25.11): determinación de la concentración de albúmina (determinar el gradiente entre albúmina plasmática y albúmina de líquido ascítico), proteína total, glucosa, triglicéridos, bilirrubina y la actividad de LDH, ADA y amilasa; análisis del número y tipo de células (diagnóstico de peritonitis bacteriana espontánea, células neoplásicas); cultivo (en caso de sospecha de peritonitis bacteriana espontánea o tuberculosis). Determinar la causa de la ascitis a base de los resultados obtenidos al analizar el líquido ascítico →cap. 28.6.

Tratamiento

Tratamiento causal. En caso de indicaciones terapéuticas realizar paracentesis.