Carcinoma de la pelvis renal y del uréter

Los tumores del tracto urinario superior derivan del epitelio transicional (urotelio) y constituyen ~5 % de todos los tumores de riñón.

Cuadro clínico: el síntoma más común es la hematuria (en >75 % de los pacientes). La obstrucción de las vías urinarias por un coágulo o tumor es causa de cólico renal.

Diagnóstico: anemia, hematuria micro- o macroscópica. La citología del sedimento de orina a veces permite el diagnóstico. La ecografía puede mostrar un tumor renal o hidronefrosis. La urografía clásica o pielografía ascendente revela defectos de repleción en la pelvis renal o en el uréter o hidronefrosis. La TC con contraste muestra tumores de pequeño tamaño en la pelvis renal y las adenopatías metastásicas. La ureteroscopia muestra el tumor y permite obtener biopsias para el estudio histológico. Diagnóstico diferencial: otras causas de hematuria →cap. 1.22 o de hidronefrosis →cap. 14.7.

Tratamiento: nefrectomía radical con ureterectomía y cistectomía parcial a nivel de la desembocadura del uréter, junto con linfadenectomía regional. En casos seleccionados (p. ej. tumor en riñón único) → cirugía conservadora o ureterectomía. En la enfermedad avanzada o recidiva → quimioterapia (MVAC) o radioterapia.