Tuberculosis de las vías urinarias

La tuberculosis renal es una infección hematógena que se pone de manifiesto entre 5-15 años desde la infección primaria.

Síntomas: en la mayoría de los casos, los primeros síntomas se relacionan con la afectación de la vejiga urinaria; los síntomas generales ocurren raramente.

Diagnóstico: el análisis de orina muestra leucocituria y los urocultivos son negativos (piuria estéril); posteriormente aparece proteinuria y a veces hematuria. Las pruebas de imagen pueden revelar anomalías del sistema pielocalicial, estenosis u obstrucción del uréter y la vejiga urinaria con paredes engrosadas y de pequeña capacidad. Generalmente el diagnóstico implica múltiples urocultivos para el bacilo de Koch, menos frecuentemente se establece a base de la imagen histológica y del cultivo de tejidos obtenidos durante endoscopia del tracto urinario.

Tratamiento tuberculostático durante 6 meses (como en la tuberculosis pulmonar), teniendo en cuenta el grado de insuficiencia renal.

 

Más