Infección del tracto urinario en embarazadas

1. Bacteriuria asintomática: aumenta el riesgo de cistitis aguda, PNA, parto prematuro y bajo peso al nacer. El urocultivo se debe realizar ≥1 vez durante el embarazo temprano (la primera muestra se tomará entre la 12 y 16 semanas del embarazo) y se debe prescribir un tratamiento en caso de bacteriuria significativa. Tratamiento según el resultado del urocultivo (como en la cistitis) durante 3-7 días. Al finalizar el tratamiento repetir el urocultivo periódicamente para detectar recurrencias (ocurre en 1/3 de los casos).

2. Cistitis: en embarazadas puede detectarse con retraso, debido a la coexistencia de otras alteraciones frecuentes en el embarazo con síntomas similares (polaquiuria, tenesmo vesical, molestias en hipogastrio). Medicamentos VO recomendados: amoxicilina 500 mg 3 × d; amoxicilina con ácido clavulánico 625 mg 2 × d; cefalexina 250-500 mg 4 × d; fosfomicina 3,0 g en dosis única; cotrimoxazol 960 mg 2 × d (no se debe aplicar en el 1.er trimestre ni antes del parto). Tratamiento: dura 3-7 d con la excepción de la nitrofurantoína que se prolonga 10 días. Siempre se debe realizar urocultivo y adaptar el tratamiento al resultado.

3. PNA: ocurre en 1-2 % de las embarazadas, generalmente en el 2.º y 3.er trimestre, debido generalmente a limitaciones del flujo de orina. Síntomas comunes: fiebre alta, dolor en la región lumbar, a menudo síntomas disúricos y vómitos (que conducen a la deshidratación). Tratamiento: se inicia en el hospital de igual forma que la PNA no asociada al embarazo con la excepción de que las fluoroquinolonas están contraindicadas por riesgo teratogénico.

 

Más