Infecciones del tracto urinario en lesionados medulares

Las personas con lesiones de la médula espinal requieren frecuentes cateterizaciones intermitentes o sondaje permanente. La mayoría de los pacientes después de un tiempo presenta bacteriuria asintomática, que puede ceder sin tratamiento y recurrir. No requieren ni detección ni tratamiento. La ITU sintomática ocurre muy a menudo (~2,5 episodios por paciente y año). Una característica típica de los uropatógenos en estos pacientes es la formación de una estructura gruesa y compleja denominada “biofilm” en las paredes de la vejiga, lo que en la mayoría de los casos hace imposible la erradicación permanente, con lo que la bacteriuria está presente en ≥90 % de los enfermos a los 30 días de finalizar el tratamiento. A menudo se detectan cepas de Proteus, Pseudomonas, Klebsiella, Serratia, Providencia y en ~70 % de los casos de más de un microorganismo. El tratamiento antimicrobiano se indica cuando aparecen manifestaciones de ITU, siguiendo las recomendaciones de la ITU complicada y aplicando las normas relacionadas con la ITU asociada a sonda vesical →cap. 14.8.6.

 

Más