Infección por el virus del Zika

ETIOPATOGENIAArriba

1. Agente etiológico: virus del Zika (ZIKV), virus ARN de la familia Flaviviridae.

2. Patogenia: inicialmente el virus se replica en el sitio de penetración (en fibroblastos, queratinocitos y células dendríticas), posteriormente se desarrolla la viremia y la diseminación de la infección. Durante ese período se observa la sintomatología. La fisiopatología del síndrome de Guillain-Barré parece ser, como en casos con otras etiologías, autoinmune. En el caso del síndrome de zika congénito, la infección se sitúa en las células progenitoras de la glía radial, lo que causa la disminución de su número debido a apoptosis y del ciclo celular, a la inhibición de la proliferación del resto de las células y a perjudicar la migración de las neuronas hacia la corteza. Como resultado, ocurre la alteración del crecimiento y del desarrollo del cerebro. Los huesos craneales, aún no unidos entre sí, se sobreponen sobre el cerebro, lo que conlleva una microcefalia.

3. Reservorio y vías de diseminación: el reservorio natural no se conoce en su totalidad, probablemente son los primates. El virus se transmite principalmente por varias especies de mosquitos del género Aedes spp. (en especial Aedes aegyptiAedes albopictus), que pican con mayor intensidad al amanecer y anochecer, presentes en África, América del Sur, Caribe, Sudeste Asiático y Oceanía. Es posible la infección interpersonal por vía vertical, sanguínea y por contacto sexual. El virus puede encontrarse también en la orina y saliva, pero hasta el momento no se han descrito casos de infección por contacto con dichos fluidos. Es probable, asimismo, la infección por contacto con lágrimas.

4. Factores de riesgo de infección: estancia en lugares endémicos, contacto sexual sin preservativo con un convaleciente (el virus puede excretarse por el semen), transfusión de derivados de la sangre de un donante en estado de viremia. El riesgo de desarrollar el síndrome de zika congénito afecta a mujeres en cualquier etapa del embarazo.

5. Período de incubación e infectividad: 3-12 días tras la picadura del mosquito, probablemente 3-10 días tras la transfusión de sangre infectada (período de infectividad de donantes asintomáticos: algunos días tras la infección). El período de incubación promedio tras la infección por contacto sexual no se conoce. El período de infectividad asociado a la secreción del virus no se conoce (el material genético del virus se ha detectado hasta 188 días tras la infección).

CUADRO CLÍNICO E HISTORIA NATURALArriba

La infección es frecuentemente asintomática, solo ~20 % de los infectados desarrolla síntomas leves: fiebre de baja intensidad, conjuntivitis, cefalea, dolor de pequeñas articulaciones de manos y pies, mialgia y exantema maculopapular pruriginoso, a veces aumento de volumen de ganglios linfáticos. Estos síntomas persisten 2-7 días.

Síndrome de zika congénito: microcefalia con degeneración craneoencefálica (colapso craneal en un 50 % de los casos con microcefalia; en niños nacidos de madre infectada en el período tardío del embarazo la microcefalia puede desarrollarse después del parto), alteraciones neurológicas (psicomotoras, hipertonía muscular generalizada, hemiplejia espástica), rigidez articular congénita de gran intensidad (en un 20 % de los casos), que afecta a grandes articulaciones.

DIAGNÓSTICOArriba

Exploraciones complementarias

1. Identificación del agente etiológico

1) Pruebas serológicas: se recomienda realizarlas dos veces, primero en la fase aguda de la enfermedad (3-10 días tras la aparición de los primeros síntomas) y luego durante la fase de convalecencia (2-3 semanas tras la toma de la primera muestra). Como tamizaje se determinan los anticuerpos IgG e IgM mediante inmunofluorescencia. Es posible la aparición de reacciones cruzadas con anticuerpos dirigidos contra otros flavivirus (p. ej. encefalitis por garrapatas). El resultado positivo de un test serológico obliga a su confirmación mediante un test de neutralización (plaque reduction neutralization test, PRNT).

2) Los estudios moleculares (RT-PCR) pueden realizarse en sangre completa, suero, orina, semen y líquido amniótico. En sangre el material genético del virus puede detectarse solo en el período de viremia, en la mayoría de los casos hasta los 7 días desde la aparición de los síntomas, si bien es posible un período de detección más largo: en el suero de hombres y de mujeres no embarazadas hasta 11-13 días, en embarazadas hasta 10 semanas, y en sangre completa de hombres y de mujeres no embarazadas hasta 58 días después. En caso de un período de incubación más largo (más de una semana) los resultados de los exámenes moleculares pueden ser negativos. En orina y semen el material viral puede detectarse por más de dos semanas.

2. Otras

Pueden observarse leucopenia, trombocitopenia, linfocitosis, monocitosis, elevación de LDH y transaminasas.

En caso de sospecha de transmisión vertical, está indicada la realización de una ecografía fetal con el fin de valorar el grado del desarrollo del encéfalo.

Criterios diagnósticos

El diagnóstico de certeza es posible en caso de obtener un resultado positivo en los exámenes moleculares, o de demostrar un aumento de al menos 4 veces del título de anticuerpos neutralizadores.

Diagnóstico diferencial

Otras enfermedades que se presentan con fiebre, como el dengue, fiebre chikunguya, fiebre amarilla, leptospirosis, malaria, rickettsiosis, rubéola, sarampión, infección por el parvovirus B19, infección por adenovirus, enterovirus e infección estreptocócica.

TRATAMIENTOArriba

No existe un tratamiento causal. Dependiendo de la forma de la enfermedad, se administran fármacos antipiréticos y analgésicos (p. ej. paracetamol). En personas en las cuales se detecta una infección transmitida por vectores, debe evitarse la administración de AAS y de otros AINE, hasta descartar el dengue y otras fiebres hemorrágicas.

COMPLICACIONESArriba

1) Síndrome de Guillain-Barré (riesgo de ~24/100 000 infecciones).

2) Tras la infección durante el embarazo:

a) síndrome de zika congénito

b) aborto espontáneo, parto pretérmino

c) alteraciones de la visión y audición en niños con infección congénita.

PRONÓSTICOArriba

En casos no complicados es bueno. El riesgo de muerte se presenta en los casos que desarrollan un síndrome de Guillain-Barré.

La infección durante el 1.er y 2.º trimestre se asocia a un aumento del riesgo del síndrome de zika congénito de curso grave. El riesgo de muerte está presente desde el nacimiento (la mayoría de los niños muere dentro de los primeros seis meses de vida). Probablemente la infección durante el 3.er trimestre también se asocia de manera significativa a la aparición del síndrome de zika congénito.

PREVENCIÓNArriba

Métodos específicos

Vacuna: en estudio.

Métodos no específicos

1. A las embarazadas se les recomienda evitar visitar regiones endémicas de ZIKV. Las mujeres que planifican el embarazo deberían evitarlo durante al menos las siguientes 8 semanas tras el retorno desde regiones endémicas. Las embarazadas, en caso de exposición a la infección, tienen que informar a su ginecólogo.

2. Protección contra los mosquitos: evitar picaduras y eliminar los lugares de cría, uso de repelentes con concentración adecuada de DEET, uso de mosquiteros en zonas endémicas del mosquito.

3. A los hombres infectados o los que viajan a zonas endémicas del ZIKV se les recomienda  usar un preservativo durante el coito (vaginal, anal, oral) durante los siguientes 6 meses tras abandonar o salir de la zona de riesgo.

4. Aislamiento de enfermos: no se requiere.

5. Medidas de protección personal en el personal médico: estándar.

6. Notificación obligatoria: debe notificarse cada caso sospechoso del ZIKV.

Tamizaje

Debe realizarse el diagnóstico prenatal con el objetivo de detectar anomalías congénitas en fetos de mujeres con riesgo de infección por el ZIKV que durante el embarazo viajaron a lugares endémicos.