Fiebre chikungunya

ETIOPATOGENIAArriba

1. Agente etiológico: virus chikungunya (CHIKV) del género Alphavirus, de la familia Togaviridae.

2. Patogenia: inicialmente el virus se replica en el sitio de penetración, en los fibroblastos de la piel. A continuación se desarrolla la viremia y la diseminación de la infección, con sintomatología acompañante. La patogenia de los síntomas articulares crónicos no es plenamente conocida, se sugieren mecanismos autoinmunes en su desarrollo.

3. Reservorio y vías de diseminación: el reservorio está constituido por simios y humanos. El virus se transmite por varias especies de mosquitos del género Aedes spp. (en especial A. aegyptiA. albopictus), en regiones tropicales de Asia, África, América del Norte, Central y del Sur, así como en las islas del Pacífico y del Índico. Es posible la transmisión entre humanos por vía sanguínea o vertical. Hasta el momento no se ha comprobado la presencia del virus en la leche humana. Se han descrito casos de infección por la inhalación de aerosoles durante el trabajo de laboratorio con materiales infectados por el CHIKV.

4. Factores de riesgo de infección: estancia en regiones endémicas de transmisión del CHIKV, sobre todo en áreas con un foco infeccioso o durante la estación lluviosa.

5. Período de incubación e infectividad: 1-12 días tras la picadura del mosquito (promedio 3-7 días). El enfermo durante la viremia (los primeros 2-6 días desde la aparición de los síntomas) es una fuente de infección del mosquito.

CUADRO CLÍNICO E HISTORIA NATURALArriba

La infección es asintomática entre un 3-28 % de los afectados (dependiendo de la población estudiada). Los síntomas más frecuentes son: fiebre alta (>39 ºC) de comienzo repentino y artralgia intensa, con mayor frecuencia bilateral y simétrica, de varias articulaciones. En general afecta a manos y pies. Algunos enfermos refieren cefalea, mialgia, náuseas y vómitos. En la exploración física se observa conjuntivitis y exantema maculopapular. Los síntomas agudos desaparecen en general tras 7-10 días. En un 30 % de los enfermos se observan síntomas articulares crónicos: artralgias de meses o años de duración, poliartritis, inflamación de vainas tendinosas.

DIAGNÓSTICOArriba

Exploraciones complementarias

1. Identificación del agente etiológico

1) estudios moleculares (RT-PCR en sangre): durante la viremia

2) aislamiento viral en sangre durante la viremia

3) pruebas serológicas: detección de anticuerpos IgM o de anticuerpos neutralizadores, no antes del final de la primera semana de la enfermedad.

2. Otras. Pueden observarse: trombocitopenia, leucopenia, aumento de la creatinina en sangre, aumento de la actividad de ALTAST.

Criterios diagnósticos

El diagnóstico de certeza se realiza sobre la base de los resultados de las pruebas moleculares o serológicas.

Diagnóstico diferencial

Dengue, malaria, leptospirosis, infección por otros alfavirus (Mayaro, Ross River, virus del bosque Barmah, o’nyong-nyong, Sindbis), infección por parvovirus, infección por enterovirus, rubéola, sarampión, infección por estreptococos del grupo A, artritis posinfecciosa, otras enfermedades reumáticas.

TRATAMIENTOArriba

No existe un tratamiento etiológico. Se utilizan fármacos antipiréticos y analgésicos (AINE). En regiones endémicas del dengue, el paracetamol es el fármaco de elección para el tratamiento sintomático de fiebre y artralgias, hasta que no se descarte la infección por DENV.

COMPLICACIONESArriba

Raramente: miocarditis, iritis y retinitis, hepatitis, AKI, dermatitis ampollosa, meningoencefalitis, síndrome de Guillain-Barré, mielitis, parálisis de nervios craneales.

PRONÓSTICOArriba

En la mayoría de los enfermos el pronóstico es favorable. Factores de riesgo de curso grave y complicaciones: infección durante el parto, edad >65 años, enfermedades crónicas concomitantes.

PREVENCIÓNArriba

Métodos específicos

Vacuna: no existe.

Métodos no específicos

1. Protección contra los mosquitos: evitar picaduras y eliminar los lugares de cría en la zona intertropical. Uso de repelentes con concentración adecuada de DEET en la piel y ropa en las zonas de riesgo.

2. Aislamiento de los enfermos: en enfermos en la fase de viremia deben emplearse métodos de barrera contra mosquitos (p. ej. hospitalización en salas climatizadas y mosquitera de cama impregnada con repelente) con el fin de evitar transmisiones posteriores.

3. Elementos de protección personal para el personal médico: estándar.

4. Notificación obligatoria: en Chile debe notificarse la sospecha de caso a la autoridad sanitaria.