Alteraciones del metabolismo de potasio

Nociones básicas sobre su fisiología

En un adulto con un peso de 70 kg los depósitos corporales de potasio son de unos ~3500 mmol (~50 mmol/kg). El 90 % de potasio se encuentra en el compartimiento intracelular. La concentración de potasio en la sangre depende mayormente del aporte de potasio, de la regulación renal de excreción de potasio y del movimiento de potasio del compartimento extracelular al intracelular y viceversa. La potasemia se caracteriza por grandes variaciones diarias (≤0,7 mmol/l), es menos elevada por la tarde y por la noche, y más elevada por la mañana (8:00-9:00). El aporte diario de potasio en la dieta es de 20-100 mmol. El 90 % del potasio absorbido se excreta por la orina y el 10 % restante por las heces. El papel del tracto digestivo en la excreción del potasio puede aumentar hasta un 30-40 % en caso de insuficiencia renal crónica. A nivel renal, el potasio es excretado principalmente por las células del túbulo colector. Los riñones sanos son capaces de excretar 300-400 mmol de potasio en 24 h. Se puede valorar la participación de los mecanismos renales en las alteraciones de la concentración de potasio al calcular el gradiente transtubular de potasio (trastubular potassium gradient, TTKG) según la fórmula:

TTKG =

concentración de K+ en la orina × osmolalidad sérica

concentración de K+ en plasma × osmolalidad urinaria

Cuando los mecanismos renales de regulación de la concentración de potasio no están alterados, el TTKG es <3 en caso de hipopotasemia (ahorro de potasio) y >7-8 en caso de hiperpotasemia (excreción de potasio). Este índice es fiable cuando la función renal es normal, la concentración de Na+ en la orina es >25 mmol/l y la osmolalidad urinaria es mayor o igual a la plasmática. El valor diagnóstico del TTKG es dudoso en caso de poliuria.

Más