Eritromelalgia

Alteración vasomotora que se caracteriza por una dilatación paroxística de las arteriolas y de las conexiones arteriovenosas, lo que provoca enrojecimiento y calor paroxístico en las extremidades, especialmente en los dedos, más a menudo de los pies que de las manos, acompañado de un dolor intenso y quemante. Los cambios habitualmente aparecen de manera simétrica, a veces también están presentes en las orejas y en la cara.

Causas: las formas secundarias aparecen en el transcurso de neoplasias mieloproliferativas (especialmente trombocitemia primaria y policitemia vera), enfermedades sistémicas del tejido conectivo, diabetes mellitus tipo 1 o 2, esclerosis múltiple, neuropatías de etiologías diferentes, enfermedades infecciosas (p. ej. SIDA), embolismo periférico, sobre todo de colesterol, con el uso de algunos fármacos (bromocriptina, nifedipino), y después de traumatismos.

Tratamiento: se puede obtener alivio al enfriar y levantar la extremidad, evitar temperaturas altas y el esfuerzo físico. En algunos enfermos pueden ser útiles los fármacos tranquilizantes, y a veces el bloqueo farmacológico de los nervios. En el tratamiento, sobre todo de las formas secundarias, se utiliza el AAS en dosis de hasta 100 mg/d, indometacina, propranolol, inhibidores de la recaptación de la serotonina (p. ej. sertralina), clonazepam. En caso de un dolor intenso se puede valorar el uso iv. de nitroprusiato de sodio, lidocaína o prostaglandina E1.

Más