Dislipidemias

Dislipidemia es un estado en el que los niveles plasmáticos de lípidos y lipoproteínas no corresponden con los valores considerados normales. La definición de estos niveles, por su parte, depende del riesgo cardiovascular total del paciente →más adelante. En la práctica clínica se distinguen la hipercolesterolemia, la dislipidemia aterogénica y la hipertrigliceridemia severa.

Los niveles de colesterol total (CT), colesterol de la fracción de HDL (C-HDL) y triglicéridos (TG) tradicionalmente se determinan en muestras de suero o plasma extraídas a las 12-14 h tras la última comida (en ayunas). Actualmente, según la EAS y la EFLM (2016), no se considera necesaria la toma de muestras de sangre en ayunas  para  el cribado y la estratificación del riesgo. Las determinaciones en ayunas se recomiendan durante la evaluación del tratamiento en pacientes con hipertrigliceridemia.

Normalmente, la concentración de C-LDL se calcula mediante la fórmula de Friedewald:

C-LDL = CT – C-HDL – TG/5 (en mg/dl) o /2,2 (en mmol/l)

Si el nivel de TG >4,6 mmol/l (400 mg/dl), el resultado no es fiable.