Tumores y quistes mediastínicos

Clasificación según la localización

1) Mediastino anterior. Timo: hipertrofia, quiste, timoma; tiroides: bocio retroesternal, adenoma paratiroideo; neoplasias embrionarias: teratoma, seminoma, coriocarcinoma, carcinoma embrionario; síndromes linfoproliferativos: linfoma de Hodgkin, linfomas no Hodgkin; neoplasias mesenquimales: lipoma, liposarcoma, angiosarcoma, leiomioma; linfangioma quístico mediastínico.

2) Mediastino medio. Adenopatías: linfomas, enfermedades granulomatosas (sarcoidosis, tuberculosis, silicosis, enfermedades fúngicas); metástasis de neoplasias de otros órganos; quistes: pericárdicos, bronquiales; alteraciones vasculares: aneurisma de aorta, aneurisma del tronco braquiocefálico, malformaciones vasculares congénitas; hernias diafragmáticas.

3) Mediastino posterior. Tumores neuronales; enfermedades del esófago: acalasia, quiste, cáncer, divertículo; meningocele torácico lateral; quiste del conducto torácico.

Síntomas: disnea, tos, estridor, dolor retroesternal continuo o intermitente (irradiado a la pared torácica), trastornos de la deglución, neuralgia y otros síntomas neurológicos (causados por compresión de la médula espinal por un tumor de origen neurogénico). Síndrome de la vena cava superior →cap. 2.32. Algunos casos son asintomáticos.

Diagnóstico: radiografía y TC de tórax, diagnóstico diferencial con metástasis (desde pulmón, mama, estómago y otros órganos) y eventualmente búsqueda del foco primario (en varones examinar los testículos), mediastinoscopia y biopsia.