Colitis microscópicas

Referencias bibliográficas básicas

Las colitis microscópicas (colitis colágena e inflamación linfocitaria) son enfermedades de etiología desconocida que se caracterizan por la presencia de cambios microscópicos característicos sin cambios macroscópicos, endoscópicos ni radiológicos.

Síntomas: diarrea acuosa (deposiciones abundantes que rara vez llevan a la deshidratación), dolor abdominal de tipo cólico, meteorismo, pérdida de peso de unos ~5 kg de promedio. El aspecto del colon en el estudio endoscópico es por lo general normal. En ocasiones se observa edema leve, zonas de congestión y petequias en la mucosa. Durante la colonoscopia es obligatoria la toma de biopsias de determinados segmentos del intestino grueso (2 tomas de cada segmento: colon ascendente, colon transverso y colon descendente/sigmoide). Los resultados de los exámenes de laboratorio de rutina y de los estudios radiológicos del intestino delgado y grueso son normales.

El diagnóstico se basa en el cuadro histológico. El hallazgo principal de la colitis colagenosa es el engrosamiento de la capa de colágeno en la base de las células epiteliales, mientras que de la colitis linfocítica es un aumento del recuento de los linfocitos intraepiteliales. En el diagnóstico diferencial hay que tener en cuenta el síndrome del intestino irritable (la característica que lo diferencia es el ritmo de evacuaciones y no solo la diarrea acuosa), intolerancia a la lactosa, uso excesivo de los laxantes, amiloidosis, neoplasias hormonales activas, trastornos de la circulación de los ácidos biliares.

Tratamiento: budesonida 9 mg/d VO por 6-8 semanas (fármaco de elección), eventualmente otro glucocorticoide VO (p. ej. prednisona o prednisolona →cap. 4.19), mesalazina, subsalicilato de bismuto, colestiramina, y medicamentos antidiarreicos (loperamida).