Accidente de tránsito (vial)

Mecanismo y consecuencias

Se producen lesiones externas a consecuencia del atropellamiento por un vehículo o de los golpes sufridos por viajeros en el interior del vehículo con elementos del interior. Además son frecuentes las lesiones internas que inicialmente pueden pasar desapercibidas. A pesar de la detención brusca del vehículo y de sus pasajeros, sus órganos internos (cerebro, corazón, pulmones, hígado, bazo, riñones, intestino y otros) y espalda continúan el movimiento y pueden sufrir desgarros, compresión o contusión a causa del shock contra las estructuras rígidas del esqueleto óseo.

Primeros auxilios

Accidente con gran número de víctimascap. 24.13.

1. Garantizar la seguridad propia, la de los testigos del suceso y la de los demás usuarios de la carretera. Encender las luces de emergencia del vehículo y estacionarlo fuera de la vía o en un sitio visible. No cruzar corriendo por carriles transitados. Ordenar colocación de los triángulos de seguridad detrás de los vehículos participantes en la colisión (si el lugar de la colisión se encuentra detrás de una curva, el triángulo debe estar colocado antes de ella) e interrumpir el tráfico. Si es posible y seguro hay que apagar el contacto, echar el freno de estacionamiento y encender las luces de emergencia en los vehículos implicados en el accidente.

2. Solicitar ayuda y notificar al sistema de emergencias (o encargárselo a los testigos del suceso): ambulancias (tfno. 131) o bomberos (tfno. 132). Estos servicios o los testigos del suceso lo notificarán a la policía.

3. En primer lugar ocuparse de las víctimas atropelladas o de las que hayan caído de los vehículos, ya que son las que sufrirán lesiones más graves. Evaluar el estado inicial según el esquema ABCD →cap. 24.1. En caso de necesidad llevar a cabo la resucitación cardiopulmonar (atención: no se debe iniciar la resucitación en caso de accidentes con gran número de víctimas). Posteriormente realizar una rápida evaluación de los traumatismos →cap. 24.1 e interrogar según el esquema SAMPLE →cap. 24.1. Controlar las hemorragias externas mediante compresión. Recordar los síntomas del neumotórax a tensión →cap. 3.20 y del taponamiento cardíaco →cap. 2.18, complicaciones que requieren una actuación inmediata (conducta en neumotórax a tensión →cap. 3.20, pericardiocentesis →cap. 25.10).

4. Asegurando la permeabilidad de las vías respiratorias evitar flexionar la columna cervical (estabilizarla p. ej. entre las rodillas), permeabilizar las vías respiratorias desplazando la mandíbula hacia delante o traccionando de los dientes (elevando la mandíbula) →cap. 24.8, colocar un collarín para proteger la columna cervical →cap. 24.8, intubar sin flexionar el cuello.

5. Colocar apósitos en las heridas →cap. 24.4, inmovilizar extremidades →cap. 24.6.

6. Cubrir la víctima para disminuir la pérdida de calor.

7. Trasladar al paciente usando una camilla especial deslizante o sobre una superficie dura (camilla rígida). Recordar inmovilizar. En la medida de lo posible, mientras la seguridad lo permita, tratar de prestar los auxilios descritos en los puntos 3-6 también a las víctimas atrapadas dentro de los vehículos, antes de su liberación por los servicios técnicos (o los bomberos).

Actuación en ambulancia y en hospital

1. Mantener la función de los órganos vitales, en caso de necesidad aplicar oxigenoterapia o ventilación mecánica, controlar la hipovolemia. Volver a evaluar el estado del paciente. Si su estado empeora, evaluar ABCD de nuevo. 

2. Trasladar al paciente usando una camilla pala a una superficie dura (camilla rígida). Recordar inmovilizar.

3. Canalizar vías periféricas →cap. 25.5.2 y administrar líquidos iv. (por lo general iniciar con NaCl al 0,9 %) y analgésicos (opioides).

4. Realizar una valoración quirúrgica de las lesiones.