Accidente masivo (con gran número de víctimas)

Primeros auxilios

Principio básico: hacer lo máximo posible para llevar la asistencia al mayor número de víctimas. Orden de importancia de acciones a llevar a cabo en accidentes masivos: 1) notificar acerca del suceso → 2) clasificar víctimas → 3) realizar acciones específicas para salvar vidas → 4) trasladar al hospital.

1. Evaluar el lugar del suceso desde el punto de vista de la seguridad de los socorristas y de las víctimas. En caso de peligro detener la acción de socorro hasta que cese el riesgo.

2. Asegurar el sitio del suceso: detener el tráfico (encender las luces de emergencia, colocar el triángulo de seguridad), prohibir el paso de personas ajenas a la zona de peligro, etc.

3. Solicitar ayuda. Notificar al centro de emergencia por teléfono (en Chile: Ambulancia — 131, Bomberos — 132 o Carabineros — 133, dependiendo de la categoría del accidente) →cap. 24.1, informando sobre el número aproximado de víctimas en el accidente, su ubicación y la vía de acceso, además sobre la eventual necesidad de asistencia técnica (bomberos, servicio energético, etc.).

4. Clasificar las víctimas. Seleccionar a personas cuya vida está en peligro inmediato y que necesitan recibir los primeros auxilios y ser trasladadas con prioridad.

Cinco pasos de evaluación de la víctima:

1) ¿consigue caminar?

2) si no lo consigue, ¿respira? si no realizar la prueba más sencilla de permeabilizar las vías respiratorias

3) si respira, ¿es su respiración eficaz (10-30/min)?

4) si su respiración es eficaz, ¿se percibe su pulso en la arteria radial? si no, puede ser por hemorragia externa → controlarla inmediatamente

5) consigue cumplir órdenes sencillas, ¿está consciente?

Clasificar las víctimas en 3 grupos:

1) Llamar con voz fuerte a todos los que puedan caminar y dirigirlos a un sitio seguro. A los que deseen ayudar recomendarles que se queden en el sitio de suceso de pie: pertenecen al grupo “verde”, requieren evaluación y ayuda mediata.

2) Seguidamente seleccionar de entre las personas incapaces de desplazarse:

a) a las que respiren una vez permeabilizadas sus vías respiratorias, o las que respiren ineficazmente (<10 o >30 respiraciones/min)

b) a las que presenten síntomas de shock (falta de pulso en la arteria radial, llenado capilar >2 s)

c) a las que tengan alteraciones de conciencia que imposibilitan el cumplimiento de órdenes sencillas (“abra los ojos”, “cierre los ojos”).

Cada uno de estos síntomas puede ser indicio del peligro inmediato para la vida, estos pacientes pertenecen al grupo “rojo” y requieren auxilios inmediatos y traslado urgente al hospital.

3) Los demás incapaces de desplazarse forman el grupo “amarillo” y requerirán ayuda urgente y traslado al hospital en segundo lugar.

Los gravemente heridos con posibilidad de sobrevivir tienen prioridad ante las víctimas consideradas “probablemente no salvables” (p. ej. quemaduras >80 % de la superficie corporal, extensos traumatismos encefalocraneanos abiertos), personas con paro respiratorio que se mantiene a pesar de permeabilización de las vías respiratorias y que presentan paro cardíaco, que en condiciones de accidente masivo pueden considerarse víctimas mortales. En estas víctimas, si hay otros que requieran ayuda urgente, no iniciar la resucitación cardiopulmonar. La excepción son los niños, en quienes esta decisión debe ser antecedida por 5 respiraciones de ayuda.

5. Primero prestar auxilios a las víctimas más graves, grupo “rojo”.

6. Asegurar a las víctimas que ya han recibido ayuda: mantener permeabilidad de las vías respiratorias →cap. 2.1, proteger contra el enfriamiento, controlar hemorragias →cap. 24.4. Si es necesario, reclutar para estas labores a personas ocasionales y a víctimas del grupo “verde”.

7. Ocuparse de las demás víctimas del accidente más tarde, si es posible. Reaccionar a las señales que puedan indicar el empeoramiento de su estado: evaluar nuevamente, considerando reclasificarlos al grupo “rojo”.

8. Transferir el mando de la acción de socorro al comandante de bomberos, y el mando de la acción de socorro médico al jefe del primer equipo médico que llegó al lugar del suceso, pasarle las informaciones recopiladas y ofrecerle ayuda.