Atragantamiento

Causas y consecuencias

En niños las causas más frecuentes son pequeños objetos y caramelos y en adultos alimentos. La reacción de defensa es la tos. Una obstrucción casi total de las vías respiratorias provoca asfixia, a los pocos segundos pérdida de conciencia y en 3-4 min paro cardíaco. Un pequeño cuerpo extraño o trozo de alimento puede llegar a la tráquea o bronquios sin causar una obstrucción total de las vías respiratorias ni asfixia. Si obstruye un bronquio produce atelectasia pulmonar o de su lóbulo o segmento. Además puede ser causa de neumonía recurrente.

Primeros auxilios

Algoritmo de actuación →fig. 3-1.

1. Respiración ruidosa con la voz conservada (obstrucción parcial de las vías respiratorias superiores) → indicar al paciente que tosa intensamente y observarlo.

2. Imposibilidad de hablar (indica obstrucción casi total), conciencia conservada → actuar inmediatamente. Colocarse al lado izquierdo del paciente (personas zurdas del lado derecho) y un poco detrás →fig. 3-2.

Poner la mano izquierda sobre el tórax del paciente y con la derecha inclinarlo fuertemente hacia abajo. Golpear enérgicamente con la eminencia palmar en la zona interescapular comprobando si el cuerpo extraño aparece en la cavidad oral; en caso contrario repetir un máx. 5 veces. Si aún no hay resultados → colocarse detrás, rodear al paciente con los brazos por debajo de sus axilas, colocar el puño izquierdo un poco por debajo del apéndice xifoides, agarrarlo con la mano derecha y desplazar ambas manos muy enérgicamente hacia sí y hacia arriba, para lograr un aumento de presión dentro del tórax mediante presión sobre el diafragma fig. 3-3. Si la persona atragantada es una mujer con embarazo avanzado o una persona con una obesidad significativa, colocar las manos en la parte inferior del esternón, de forma similar a como se realiza en las maniobras dereanimación. Si es necesario, repetir un máx. 5 veces, luego alternar con series de 5 golpes en la espalda.

3. Paciente inconsciente → llamar una ambulancia, colocar al paciente en decúbito dorsal, comprimir rítmicamente la parte media del esternón con la profundidad de 5-6 cm y con frecuencia 100-120/min. Después de 30 compresiones del esternón flexionar la cabeza del paciente hacia atrás y verificar si el cuerpo extraño se encuentra en la cavidad oral o en la garganta. Si es así, intentar retirarlo hacia afuera con un dedo teniendo cuidado de no empujarlo más profundamente. No temer ser mordido: un paciente profundamente inconsciente está fláccido y no consigue morder. Continuar la compresión de la caja torácica y los intentos de retirar el cuerpo extraño. Una alternativa es colocar al paciente en posición lateral de seguridad →cap. 2.1 (fig. 1-6) y comprimir su costado desde arriba.

4. Niño <1 año → colocarlo sobre el antebrazo con la cabeza hacia abajo, agarrando la mandíbula (no el cuello →fig. 3-4) con el dedo pulgar y el índice. Con la muñeca de la otra mano golpear en la zona interescapular y comprobar si el cuerpo extraño se visualiza. Si 5 golpes no dan resultado, colocar al niño en decúbito dorsal y con 2 dedos comprimir enérgicamente la zona media del esternón →fig. 3-5 con una frecuencia de 100-120/min a una profundidad de ~1/3 de la dimensión anteroposterior del tórax, comprimir máx. 5 veces, comprobar si el cuerpo extraño se visualiza; en ausencia de resolución del cuadro repetir las maniobras.

En caso de pérdida de conciencia, continuar la resucitación.

5. Niño mayor → sentarse y colocar al niño sobre las rodillas con la cabeza hacia abajo. En esta posición golpearlo un máx. 5 veces en la zona interescapular. En caso de falta de mejoría alternar ambos procedimientos, repitiendo 5 veces cada uno hasta que den resultados o hasta la pérdida de conciencia. En caso de pérdida de conciencia → iniciar la resucitación. Una alternativa consiste en comprimir los costados de la caja torácica del niño flexionado sobre las rodillas →fig. 3-6.

Actuación en ambulancia

1. En aquellas situaciones con imposibilita una respiración eficaz, estado de inconciencia de paciente o falta de efectos de acciones descritas arriba, se puede intentar eliminar el cuerpo extraño en la laringoscopia directa, utilizando los fórceps de Magill. Con esta maniobra únicamente se puede eliminar el cuerpo extraño que esté situado por encima de las cuerdas vocales.

2. Si en la laringoscopia el cuerpo extraño no es visible, se puede considerar:

1) intento de mover el cuerpo extraño haciendo más compresiones de tórax y controlándolo a la vez en la laringoscopia directa

2) prueba quirúrgica de permeabilizar las vías respiratorias

3) intento de trasladar el cuerpo extraño al bronquio principal derecho con un tubo de intubación (en esta situación, si la maniobra resulta eficaz, la ventilación del pulmón izquierdo se hará posible). No existen datos procedentes de ensayos clínicos que confirmen la eficacia de cualquiera de los métodos mencionados arriba, pero en el caso de paro cardíaco oclusión de las vías respiratorias por cuerpo extraño e imposibilidad de realizar ventilación, el riesgo de empeorar el estado del paciente con estas acciones es bajo.

Actuación en hospital 

Actuación a seguir similar a la descrita en la atención ambulatoria. Adicionalmente, se puede utilizar el broncoscopio. La atelectasia (confirmada por radiografía) provocada por un cuerpo extraño es una indicación para una broncoscopia de emergencia.

figurasArriba

 

Fig. 3-1. Actitud ante un caso de asfixia (a base de los criterios ERC)

Fig. 3-2. Golpes en la región interescapular; la persona que los realiza debe estar más al lado

Fig. 3-3. Compresión en la región epigástrica: maniobra de Heimlich

Fig. 3-4. Golpes en la región interescapular en niños pequeños

Fig. 3-5. Compresión del esternón en niño pequeño

Fig. 3-6. Compresión bilateral de la caja torácica en niño mayor

Fig. 1-6. Colocación del enfermo inconsciente en la posición lateral de seguridad