Lavado de estómago

Indicaciones

Está indicado hasta 1 h después de la ingesta de una cantidad significativa de una sustancia tóxica sólida (mayor eficacia). No está indicado de manera rutinaria en todos los casos con sospecha de intoxicación.

Contraindicaciones

Envenenamiento con sustancias cáusticas (riesgo de mayor daño y perforación); envenenamiento con venenos volátiles, hidrocarburos, detergentes (por el alto riesgo de broncoaspiración); riesgo considerable de sangrado del tracto digestivo; pérdida de conciencia (si el paciente no está intubado), agitación psicomotora significativa, falta de consentimiento informado.

Complicaciones

Neumonía por aspiración, perforación del tracto digestivo o de la faringe, hipoxemia, trastornos del ritmo cardíaco, trastornos hidroelectrolíticos.

Preparación del paciente

Paciente inconsciente → primero realizar intubación endotraqueal. Paciente obnubilado → colocar al paciente en decúbito lateral izquierdo. Paciente consciente → el lavado puede realizarse en posición sentada.

Equipo

Sonda gruesa (en adultos 30 F) untada con gel hidrosoluble (p. ej. con lidocaína), embudo, recipiente para el retorno del contenido gástrico.

Técnica

1. Introducir al estómago.

2. A través de la sonda instilar 250 ml de agua (en adultos) a temperatura corporal y, antes de que el agua desaparezca del embudo, colocarla sobre un recipiente ubicado por debajo de la altura del estómago para recibir el retorno del contenido gástrico con el agua instilada (fenómeno del sifón); repetirlo varias veces hasta la obtención de agua de lavado limpia (clara).

3. Considerar añadir carbón activado a la última administración de agua, si desde la ingesta de la sustancia tóxica han transcurrido ≤60 min, si el enfermo tiene conservados los reflejos faríngeos o está intubado y si ha ingerido una dosis potencialmente tóxica de una toxina que es adsorbida por el carbón activado. La administración de carbón activado está indicada p. ej. en intoxicaciones por: β-bloqueantes, calcioantagonistas, fenobarbital, glucósidos cardíacos, carbamazepina y otros fármacos antiepilépticos, colchicina, fármacos antidepresivos y antipsicóticos, fármacos antihipertensivos, salicilatos, metotrexato, opioides, paracetamol, pesticidas, sustancias de origen biológico, teofilina. Contraindicaciones: las mismas que en el lavado de estómago, además de intoxicaciones por metales (p. ej. litio y hierro) y alcoholes, íleo o perforación del tracto digestivo. Dosis clínica en jóvenes y adultos: 25-100 g [1 g/kg]; en niños ≤1 año de edad — 1 g/kg, de 1-12 años de edad — 25-50 g. Dosis repetidas (0,25-0,5 g/kg cada 2-4 h) considerar en pacientes que han recibido dosis peligrosas del fármaco, sobre todo de quinina, dapsona, fenobarbital, carbamazepina o teofilina. Este método puede aplicarse solo en casos en los que el peristaltismo se encuentra conservado.