Punción del saco pericárdico (pericardiocentesis)

Indicaciones

1. Terapéuticas: taponamiento cardíaco (es un procedimiento que puede salvar la vida).

2. Diagnósticas: líquido en el saco pericárdico de etiología dudosa, siempre que su grosor en el estudio ecocardiográfico (en la fase diastólica) sea >20 mm.

Contraindicaciones

Taponamiento cardíaco con disección de la aorta (es indispensable una intervención cardioquirúrgica inmediata). Contraindicaciones relativas en caso de punción diagnóstica: trastornos de la coagulación no corregidos (INR ≥1,5, TTPa >1,5 × LSN), tratamiento anticoagulante, recuento de plaquetas <50000/μl, colecciones pequeñas y encapsuladas de líquido en la parte posterior de la cavidad pericárdica.

Complicaciones

Perforación del miocardio y de los vasos coronarios, embolismo aéreo, neumotórax, alteraciones del ritmo (generalmente bradicardia como resultado del reflejo vasovagal), punción de la cavidad peritoneal o de los órganos de la cavidad abdominal.

Preparación del paciente

Consentimiento informado del paciente. En ayunas (si es posible). Posición en decúbito. Exploraciones: ecocardiografía, sistema de coagulación.

Equipo

1. Equipo para preparar el campo operatorio →cap. 25.2 y anestésico para infiltración →cap. 25.3.

2. Ecocardiógrafo, para fluoroscopia o electrocardiógrafo y cable con clip cocodrilo.

3. Aguja larga con estilete (Tuohy o de pared fina 18 G) o equipo para cateterizar las venas centrales (aguja con guía y catéter de un solo canal) y una llave de tres vías.

Lugar de la punción

Con mayor frecuencia se utiliza el acceso subesternal: punto de punción de la aguja en el triángulo entre el apéndice xifoides y el arco costal izquierdo (acceso fuera de la pleura, borde de las arterias coronarias y pericárdicas, además de la arteria torácica interna).

Técnica

1. Preparar el campo operatorio →cap. 25.2 y anestesiar la piel por infiltración →cap. 25.3.

2. Bajo control ecocardiográfico (a pie de cama) o fluoroscópico (en la sala de hemodinámica) introducir la aguja en dirección al hombro izquierdo bajo el ángulo de 30° al plano de la piel. El extremo proximal de la aguja se puede conectar con el cable a través de un clip cocodrilo estéril con electrodo de derivación (II) ECG: la elevación del segmento ST evidencia que la aguja toca el miocardio y hay que retirarla un poco. Introducir la aguja para la cateterización de las venas centrales conectada con una jeringa, aspirando continuamente. Si se planea el drenaje, después de obtener el líquido introducir la guía a través de la aguja y retirar solo la aguja, introducir el catéter a través de la guía y retirar la guía. Asegurar el extremo del catéter con una llave de tres vías.

3. Drenar el líquido en cantidades <1 l para evitar la dilatación aguda del ventrículo derecho. Mantener el drenaje (catéter) hasta que el volumen del líquido drenado al día sea <25 ml.

4. Asegurar el material para exploración: igual que en el caso del líquido pleural.