Espirometría básica

Referencias bibliográficas básicas

La espirometría básica sirve sobre todo para medir la capacidad vital y sus componentes, y para valorar la espiración forzada.

Descripción de la prueba y parámetros valorados

La prueba se efectúa en un paciente con la nariz pinzada, que respira a través de una boquilla unida al espirómetro.

1. Medición de la capacidad vital lenta (CV) y de sus componentes (→fig. 4-1): primero el paciente respira tranquilamente, luego realiza una inspiración lenta más profunda posible y una espiración máxima (o al revés). La maniobra se repite 3-4 veces.

1) Volumen corriente (VC): volumen de aire inspirado y espirado durante una respiración no forzada.

2) Volumen de reserva inspiratoria (VRI): volumen de aire que se puede inspirar al final de una inspiración no forzada.

3) Volumen de reserva espiratoria (VRE): volumen de aire que se puede espirar al final de una espiración no forzada.

4) Capacidad inspiratoria (CI): suma del VC y VRI.

5) Capacidad vital (CV): suma del VC, VREVRI. El valor máximo de CV obtenido se selecciona como el resultado de la CV.

Otros parámetros medidos mediante pletismografíacap. 26.4.5:

1) Capacidad residual funcional (CRF): volumen de aire que queda en los pulmones al final de una espiración no forzada.

2) Volumen residual (VR): volumen de aire que queda en los pulmones al final de una espiración máxima.

3) Capacidad pulmonar total (CPT): suma de CV y VR (o CRF y CI).

2. Registro de la maniobra de espiración forzada: después de una inspiración máxima el paciente realiza una espiración dinámica y forzada lo más prolongada posible (≥6 s). Se realizan ≥3 registros. Si las diferencias entre los 2 mejores resultados de CVF y VEF1 sobrepasan 150 ml, se recomienda repetir la prueba (máx. 8 durante una sesión). El resultado definitivo se considera fiable, cuando la diferencia entre los 2 mejores registros de CVF y entre los 2 mejores resultados de VEF1 es <150 ml, o <100 ml, si se ha medido una CVF >1000 ml. Además los registros no deben presentar artefactos como cierre de la glotis, esfuerzo espiratorio variable, fugas de aire y tos. Los resultados se presentan en forma de curvas de volumen-tiempo y de flujo-volumen →fig. 4-2.

1) Volumen espiratorio forzado en el primer segundo (VEF1): volumen de aire espirado durante el 1.er segundo de la espiración forzada, partiendo desde la CPT.

2) Capacidad vital forzada (CVF): volumen de aire exhalado durante toda la espiración forzada desde la CPT (después de una inspiración máxima previa).

3) Cúspide del flujo espiratorio máximo (PFEM) y flujos espiratorios máximos: leídos en la curva flujo-volumen en los puntos correspondientes al 75 %, 50 % y 25 % de la CVF (porcentaje de CVF que queda en los pulmones en el momento de la medición: FEM75, FEM50 FEM25; en la nomenclatura americana se aprobaron las abreviaturas FEF25, FEF50 y FEF75, en las cuales los números significan el porcentaje de la CVF) .

4) Índice de Tiffeneau: cociente entre el VEF1 y la CV (VEF1/CV) o el VEF1 y la CVF (VEF1/CVF), si no se ha medido la CV.

5) Flujo espiratorio medio máximo (FEMM o FEF25-75): flujo espiratorio máximo medio medido entre el 75 % y el 25 % de la CVF.

Contraindicaciones

1. Absolutas (relacionadas con un aumento significativo de la presión en el tórax): aneurisma de aorta >6 cm y de arterias cerebrales (riesgo de ruptura), antecedente de desprendimiento de retina (2 meses después de la cirugía) o cirugía oftalmológica reciente (oculoplastia 2 semanas, intervenciones en cristalino 2 meses, intervenciones en el polo anterior 6 meses), hipertensión intracraneal, hemoptisis masiva de etiología desconocida, neumotórax reciente <1 mes, infarto de miocardio reciente (durante la hospitalización y 1 mes después del alta hospitalaria; en casos justificados 1 semana después del infarto de miocardio bajo la condición de que el estado del paciente sea estable), angina inestable, ACV reciente (en el período de hospitalización), antecedente de cirugía cerebral (hasta 6 semanas), hipertensión arterial no controlada.

2. Relativas: estados que disminuyen la fiabilidad de la prueba (p. ej. tos persistente), antecedente de cirugía reciente del abdomen o tórax (que no permite realizar adecuadamente las maniobras respiratorias durante la prueba), dolor torácico de causa no precisada, falta de colaboración del paciente, hemoptisis reciente, incontinencia urinaria, hipoacusia, lesiones patológicas que impiden el uso de la boquilla del espirómetro. El embarazo de curso normal no constituye una contraindicación para las pruebas funcionales del sistema respiratorio (excepto la prueba de hiperreactividad bronquial y las pruebas de provocación). Interpretar los resultados con precaución (sobre todo en el 3.er trimestre) porque los valores de referencia son para mujeres no embarazadas. No solicitar espirometría en embarazadas con insuficiencia cervical o con preeclampsia.

Preparación del paciente

Antes de la prueba el paciente no debe:

1) fumar tabaco (mín. 2 h)

2) beber alcohol (4 h)

3) ingerir comidas copiosas (2 h)

4) realizar esfuerzo físico intenso (30 min)

5) debe vestirse con ropa que permita movimientos libres del tórax y abdomen

6) si es posible, no debe usar broncodilatadores inhalados (si se va a realizar una prueba broncodilatadora → recomendar suspender los fármacos si es posible en el momento adecuado →más adelante)

7) no suspender otras terapias de uso habitual (p. ej. de hipertensión arterial, diabetes mellitus, epilepsia).

Interpretación del resultado

1. Algoritmo de valoración del resultado de la espirometría →fig. 4-3. Los más importantes: CV, CVF, VEF1 y VEF1/CVF (en casos dudosos, p. ej. valores límite VEF1/CVF, la medición de la CVF puede sustituirse por la medición de la CV y puede valorarse el VEF1/CV). Los demás parámetros tienen un valor secundario.

2. Se consideran normales los valores iguales o mayores al límite inferior de la normalidad en la población de referencia o ≥ percentil 5 (>–1,645 desviaciones estándar). Los resultados se expresan también en porcentajes de los valores de referencia correspondientes a la edad, sexo y estatura (% del valor de referencia). El rango de normalidad para CV, CVF y VEF1 corresponde aproximadamente a ±20 % del valor de referencia. Para el VEF1/CVF en % es más estrecho (±11 % del valor de referencia), y para FEF25-75 y FEM50 es muy dependiente de la edad y puede sobrepasar ±60 % del valor de referencia. El valor del VEF/CVF en % se debe referir a LIN porque el uso del criterio <0,7 no incluye el cambio del índice con la edad y a menudo lleva a una interpretación inadecuada del resultado (exceso de diagnóstico de obstrucción en personas de edad avanzada e infravaloración en personas jóvenes), pero sigue siendo recomendado en la guía GOLD. Prestar atención a los valores de referencia utilizados; los recomendados actualmente son los GLI-2012 (Global Lung Initiative).

3. La disminución de la CVF o de la CV por debajo del límite inferior de la normalidad, cuando no hay signos de obstrucción, puede indicar un trastorno restrictivo. El diagnóstico definitivo de las alteraciones restrictivas requiere la medición de la CPT (idealmente con el método pletismográfico). En enfermedades restrictivas una disminución de la CVF >10 % en un período de 6-12 meses indica evolución rápida.

4. Una disminución de la CVF o de la CV que coexiste con signos de obstrucción se debe en general al fenómeno de la hiperinsuflación pulmonar dinámica y también constituye una indicación para pletismografía.

5. Una disminución de la CI indica una posible hiperinsuflación pulmonar (sobre todo con obstrucción concomitante).

figurasArriba

Fig. 4-1. Volúmenes y capacidades pulmonares

Fig. 4-2. Curva flujo-volumen

Fig. 4-3. Algoritmo para la evaluación de los resultados de la espirometría

Más