Tabla 20-10. Exploraciones complementarias básicas recomendadas para la monitorización de las embarazadas con hipertensión arterial

Prueba

Comentarios

Hemograma

Hemoglobina y hematocrito

Su elevación confirma el diagnóstico de hipertensión arterial gestacional (con o sin proteinuria) y se correlaciona con la gravedad de la enfermedad. En casos muy graves los valores pueden estar bajos por hemólisis

Plaquetas

<100 × 106/l puede demostrar la activación de la coagulación intravascular en la microcirculación. Se correlaciona con la gravedad de la enfermedad. Su aumento confirma la recuperación en el período de puerperio, especialmente en mujeres con el síndrome HELLP (hemólisis, aumento de la actividad sérica de las enzimas hepáticas, trombocitopenia)

Pruebas bioquímicas del suero

ASAT, ALAT

Una actividad aumentada demuestra un daño hepático

LDH

Una actividad aumentada se correlaciona con hemólisis y daño hepático.

Puede reflejar la gravedad de la enfermedad y la probabilidad de la recuperación en el período de puerperio, especialmente en mujeres con el síndrome HELLP

Ácido úrico

Un nivel aumentado puede ser útil en el diagnóstico de la hipertensión en el embarazo y puede reflejar la gravedad de la enfermedad

Creatinina

El nivel baja durante el embarazo, así, el nivel elevado indica un aumento de la gravedad de la hipertensión. Puede ser necesaria la medida del aclaramiento de creatinina

Análisis de orina (valoración de la proteinuria)

Tira reactiva

En caso de un resultado positivo (≥1+) hay que recoger la orina de 24 h para confirmar la proteinuria. Un resultado negativo no excluye proteinuria, sobre todo si la presión diastólica ≥90 mm Hg