Avances dinámicos en el tratamiento de la hepatitis C

05.01.2018

En los últimos años se ha producido un rápido desarrollo de los tratamientos farmacológicos de la infección por el VHC. La hepatitis C crónica es curable en la mayoría de los casos (en algunas poblaciones las tasas de éxito alcanzan el 100 %).

La rápida introducción en el mercado de nuevos fármacos conlleva cambios en las guías: prácticamente cada año se introducen nuevas actualizaciones. La versión actual del capítulo "Hepatitis C crónica" de nuestro manual está basada en las guías de la European Association for the Study of the Liver (Asociación Europea para el Estudio del Hígado) de 2015 y en las indicaciones del Grupo Polaco de Expertos de VHC de 2016.

El tratamiento “clásico” con interferón α y ribavirina es moderadamente eficaz y con importantes reacciones adversas por el interferón, por lo que se está convirtiendo en una cosa del pasado. Se puede aplicar este tratamiento en algún grupo de enfermos (p. ej. en niños, ya que muchos de los fármacos nuevos por ahora están autorizados solo para su uso en adultos). En las infecciones por algunos subtipos de VCH se utilizan todavía interferones en combinación con otros fármacos nuevos, si bien el tratamiento estándar ahora no incluye interferones.

Los nuevos fármacos se denominan colectivamente con el acrónimo DAA (direct-acting antivirals), antivirales de acción directa, y se administran por vía oral, en varias combinaciones —nunca como monoterapia— según protocolos específicos, normalmente durante 12 o 24 semanas.

El contenido del capítulo deja de lado la discusión detallada de los esquemas de tratamiento individuales, ya que son los especialistas en enfermedades infecciosas o hepáticas quienes se ocupan de ellos. Para los internistas, lo más importante es detectar la infección, a menudo asintomática, y derivar a los pacientes a clínicas especializadas apropiadas.