Tabla 1-1. Interpretación de los resultados de los exámenes serológicos de detección del VEB

Fase de la infección

Anticuerpos

heterófilos

IgM anti‑VCA

IgG anti‑VCA

anti‑EA

anti‑EBNA

Fase aguda

+

+

+

+

Infección pasada

+

+

Infección crónica activa

+++

+

+

Reactivación de la infección, linfoma de Burkitt, cáncer nasofaríngeo

+/−

+

+/−

+

Anticuerpos heterófilos no específicos (sobre todo IgM; reacción de Paul-Bunnell-Davidsohn, pruebas rápidas de aglutinación): son útiles cuando las pruebas de detección específicas no están disponibles. Aparecen al final de la 2.ª semana de la infección (en un 80-90 % de los enfermos) y se mantienen durante ≥3-6 meses. En el caso de un resultado positivo, en general, no es necesario realizar pruebas de confirmación (sensibilidad de ~75 %, especificidad de ~90 %). En niños <12 años pueden no aparecer, por lo que en estos casos es necesario realizar pruebas específicas.

Anticuerpos específicos contra el VEB: aparecen en la 2.ª semana de la infección (mayor sensibilidad y especificidad, ELISA):

1) Acs contra del antígeno de la cápside, IgM anti-VCA: son de aparición más temprana, hasta en el 95 % de los casos con infección reciente, su título aumenta rápidamente desde el comienzo de la fase aguda de la infección. Desaparecen en el transcurso de 2-3 meses. Las IgG anti-VCA aparecen pocos días después de la infección por VEB, en la práctica indican una infección pasada (no son útiles para detectar infección aguda), se mantienen durante toda la vida.

2) Acs contra el antígeno temprano (anti-EA): aparecen en la fase aguda de la infección. Comúnmente no son detectables tras 3-6 meses (en ~20 % de los infectados pueden detectarse varios años tras la infección).

3) Acs dirigidos contra el antígeno nuclear (anti-EBNA): se generan más tarde, tras algunas semanas (3-6) o incluso meses de infección, indican una infección pasada. Se mantienen durante toda la vida.

IgE — título alto en CAEBV