Declaración de posición: manejo óptimo del paciente tras paro cardíaco, parte I

24.07.2017
Position statement: optimal care of the postarrest patient. Part 1
Wong GC, van Diepen S, Ainsworth C, et al, CCS Post Cardiac Arrest Guidelines Committee, Canadian Cardiovascular Society/Canadian Cardiovascular Critical Care Society/Canadian Association of Interventional Cardiology Position Statement on the Optimal Care of the Postarrest Patient, Can J Cardiol., 2017 Jan;33(1):1-16. doi: 10.1016/j.cjca.2016.10.021. Epub 2016 Nov 3. PubMed PMID: 28024548

La supervivencia tras un paro cardíaco fuera del hospital es muy baja. Estas directrices canadienses facilitan una serie de indicaciones para el manejo de aquellos pacientes que sufran este tipo de evento.

Entre las recomendaciones firmes se encuentra una indicación para la gestión de la temperatura objetivo en los pacientes que no responden, con un ritmo inicial de choque, tras la vuelta espontánea de la circulación. Esta temperatura objetivo se fija entre 33-36 °C. Las recomendaciones débiles (sugerencias) incluyen: la gestión de la temperatura objetivo inicial establecida durante por lo menos 24 h; la gestión de la temperatura objetivo en pacientes con paro cardíaco fuera del hospital con ritmo inicial normal (no de choque) y también en pacientes con paro cardíaco intrahospitalario; el uso de un método superficial o intravascular de enfriamiento; y la aplicación del enfriamiento durante por lo menos 24 h para prevenir la elevación de la temperatura >37,5 °C.

En una sección separada del documento los autores recomiendan, cuando sea posible:

1) angiografía coronaria de inmediato en pacientes con paro cardíaco fuera del hospital y con infarto de miocardio con elevación del segmento ST (IAMCEST)

2) tratamiento con fibrinolíticos si no está contraindicado y la angiografía e intervención coronaria primaria percutánea no se pueden realizar. Asimismo, se desaconseja el uso de las mediciones de troponina para predecir la presencia de lesiones coronarias. Los autores sugieren realizar una angiografía en pacientes con un IAMCEST si existe sospecha de etiología isquémica y, además, se sugiere que la gestión de la temperatura objetivo se puede realizar de manera paralela si las dos están indicadas. En lo que atañe a la prevención de temblores relacionados con la gestión de la temperatura objetivo, las sugerencias incluyen el manejo gradual con acetaminofén (DCI paracetamol), magnesio iv. o enfriamiento de la piel seguido la de administración de opioides, propofol o dexmedetomidina (antes de usar bloqueantes neuromusculares).

Utilizamos cookies para asegurarnos de que le ofrecemos la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Para más detalles, léase la política de cookies.