Neumomediastino

El neumomediastino es la presencia de aire en el mediastino a consecuencia de la ruptura de alvéolos pulmonares (aumento súbito de la presión alveolar), de la ventilación mecánica o cirugía y procedimientos diagnósticos, del traumatismo torácico o durante una crisis asmática severa; menos frecuentemente a consecuencia de la perforación de la tráquea, bronquio o esófago. El aire pasa a través del espacio peribroncovascular al mediastino y frecuentemente a los tejidos del cuello.

Síntomas: dolor retroesternal que aumenta durante la respiración y el cambio de la posición de cuerpo; disnea; molestias en el cuello y crepitación al presionar el cuello y la región supraclavicular, en caso de paso del aire a los tejidos del cuello; signo de Hamman: crepitación auscultable en la región precordial sincrónicamente con los latidos cardíacos, que aumenta durante la inspiración y en el decúbito lateral izquierdo.

Diagnóstico. Radiografía de tórax en proyección PA: imágenes lineales radiolúcidas a lo largo del borde izquierdo de la silueta cardíaca; a veces signo del diafragma continuo (imagen lineal radiolúcida que se extiende entre las cúpulas diafragmáticas por debajo de la silueta cardíaca); en la proyección lateral el aire retroesternal e imagen lineal radiolúcida fina, que realzan el contorno de la aorta, arteria pulmonar y otras estructuras del mediastino. La TC identifica el aire mediastínico con mayor sensibilidad que la radiografía de tórax. Para descartar una perforación de la tráquea, bronquio y esófago se realizan la broncoscopia y la esofagoscopia.

Tratamiento: en la mayoría de los casos es suficiente el tratamiento conservador, ya que el aire del mediastino pasa al tejido subcutáneo del cuello. A veces es necesario el drenaje o la intervención quirúrgica para resolver el punto de la fuga de aire. En caso de ventilación mecánica es necesario el drenaje con aspiración continua del neumotórax coexistente. Suele ser útil disminuir el volumen respiratorio o la presión pico inspiratoria, de la PEEP o el uso del soporte de respiración espontánea con ventilación por presión.