Papel del tapentadol en el manejo de dolor no canceroso

06.03.2018
Role of tapentadol in the management of noncancer pain
Jenny Legassie

¿Cuál es el papel del tapentadol en el manejo de dolor no canceroso?

Jenny Legassie: El tapentadol es un analgésico relativamente nuevo. Presenta un mecanismo de acción doble, con actividad como agonista opioide en el receptor µ y además como inhibidor de la recaptación de la norepinefrina. Funciona como opioide y como inhibidor de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN), aunque sin tanta actividad de serotonina. Su eficacia como opioide parece estar a la par con la de la oxicodona y ha sido aprobada y ha mostrado muy buenos resultados en el tratamiento del dolor de tipo musculoesquelético. En cuanto a la actividad neuropática, parece ser muy eficaz en la neuropatía diabética. La otra ventaja de este fármaco es que no es un profármaco, pues se trata de un verdadero fármaco activo. Los metabolitos producidos en el hígado no son activos y se excretan por la orina. En realidad esto constituye una buena opción para pacientes que pueden tener problemas con los metabolitos de los opioides. Las reacciones adversas son consistentes tanto con las descritas en el caso de los opioides, como de la actividad de la norepinefrina: sedación, estreñimiento, delirio con altas dosis o en pacientes sensibles, así como cefalea, náusea y sudoración.

Parece ser bien tolerado por la mayoría de los pacientes. No se usa mucho en América del Norte, pero se ha observado un aumento de su uso en Europa. Una parte de dificultad en América del Norte es probablemente la cobertura, sobre todo en Canadá. Pero estamos teniendo un buen éxito en los países europeos. Creo que para la población con dolor musculoesquelético y neuropatía, es decir diabéticos con pie de Charcot y neuropatía, es una opción excelente.

Utilizamos cookies para asegurarnos de que le ofrecemos la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Para más detalles, léase la política de cookies.