Remdesivir para el tratamiento de la enfermedad respiratoria aguda por COVID‑19

15.06.2020
Remdesivir for severe COVID-19 respiratory illness: A Chinese RCT
Wang Y, Zhang D, Du G, et al. Remdesivir in adults with severe COVID-19: a randomised, double-blind, placebo-controlled, multicentre trial. Lancet. 2020 May 16;395(10236):1569-1578. doi: 10.1016/S0140-6736(20)31022-9. Epub 2020 Apr 29. PMID: 32423584; PMCID: PMC7190303.

Actualmente hay en marcha una investigación clínica intensa que evalúa múltiples métodos terapéuticos para el tratamiento de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19), los cuales incluyen el uso de agentes antinflamatorios, inmunomoduladores y antivirales. El remdesivir es un agente antiviral que ha demostrado poseer actividad inhibitoria contra el coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV) y el coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV).

Remdesivir para el tratamiento de la enfermedad respiratoria aguda por COVID-19: un RCT chino

En el presente ensayo multicéntrico realizado en Hubei, China, se incluyeron pacientes con COVID-19 e infección de las vías respiratorias inferiores (IVRI) si presentaban una saturación de oxígeno ≤94 % en el aire ambiental o un cociente entre la presión parcial de oxígeno en la sangre arterial y la fracción inspirada de oxígeno (PaO2/FiO2) ≤300 mm Hg, y además tenían neumonía confirmada por radiografía. Los pacientes fueron asignados al azar por un método de doble ciego en proporción 2:1, a recibir remdesivir por vía intravenosa —a una dosis de carga de 200 mg el primer día de la hospitalización, seguida de 100 mg una vez al día, los días 2 a 10— o el placebo correspondiente. El criterio de valoración principal fue el tiempo hasta lograr la mejoría clínica antes del día 28, definido como el tiempo transcurrido (en días) entre la aleatorización y el momento de lograr, o bien un descenso de 2 puntos en una escala ordinal de 6 puntos que valora el estado clínico (1, dado de alta; 6, muerte), o bien el alta hospitalaria de un paciente vivo, cualquiera de los dos que ocurriera primero.

Se incluyeron 237 pacientes: un total de 158 fueron asignados a recibir remdesivir y otros 79 a tomar placebo. El tratamiento con remdesivir no se asoció con una diferencia significativa en el tiempo necesario para lograr mejoría clínica (hazard ratio [HR] 1,23; IC 95 % 0,87‑1,75). En los pacientes con una duración de los síntomas ≤10 días que recibieron remdesivir, el tiempo necesario para la mejoría clínica fue menor, pero no resultó en una diferencia estadísticamente significativa, en comparación con los pacientes que tomaron placebo (HR 1,52; IC 95 % 0,95-2,43). Tampoco hubo ninguna diferencia significativa en los efectos adversos entre los pacientes que recibieron remdesivir o placebo (66 % vs. 64 %), ni en las mortalidades respectivas (14 % vs. 13 %; diferencia de tasas, 1,1 %; IC 95 % -8,1 a 10,3).

Cabe destacar que ~30 % de los pacientes inscritos recibieron de manera concomitante lopinavir/ritonavir o interferón α-2b, dos tercios recibieron terapia con corticoesteroides, y 1 de cada 6 pacientes requirieron ventilación mecánica invasiva o no invasiva. La concepción original fue incluir a 453 pacientes (302 de remdesivir, 151 de placebo), pero este objetivo no se alcanzó debido a un descenso del número de pacientes elegibles para el estudio durante el ensayo. Además, ~16 % de los pacientes requirieron ventilación mecánica invasiva o no invasiva. Por último, el remdesivir no está ampliamente disponible para uso clínico en la mayoría de los países.

Por tanto, el presente ensayo aleatorizado no apoya el uso del remdesivir para tratar a pacientes con COVID-19 e IVRI. Sin embargo, estas conclusiones deben interpretarse con prudencia debido al menor número de pacientes inscritos del planificado inicialmente.

Más