Resultados de importancia humana y la MBE durante la pandemia de COVID-19

29.07.2020
Human-important outcomes and EBM during the COVID-19 pandemic
Roman Jaeschke (MD, MSc), James Douketis (MD), Malgorzata Nowaczyk (MD), Gordon Guyatt (MD, MSc)

Artículo completo

El artículo completo está disponible de forma gratuita en inglés en la página de Polish Archives of Internal Medicine.

Fragmento

La medicina basada en la evidencia (MBE) incluye un principio básico según el cual “la evidencia no es la que decide, sino las personas”. Otro principio clave es que la evidencia puede presentar una calidad alta o baja, pero, en cualquier caso, las personas han de tomar decisiones. La escasez de una evidencia inicial de calidad alta, moderada e incluso baja [durante la pandemia de la enfermedad por coronavirus 2019, o COVID-19] y un ciclo de información muy rápido han generado situaciones en las que tuvimos que tomar decisiones basadas en datos preliminares, prepublicaciones de manuscritos y en la presión social.

Nos familiarizamos con los “picos”, el “aplanamiento de la curva”, las diferencias de medias con remdesivir y los riesgos relativos con dexametasona, y la colocación y retirada adecuadas de los equipos de protección individual. Desafortunadameente, también nos familiarizamos con el afán por “publicar algo” rápidamente, independientemente de la seguridad subyacente en los hallazgos, con una reducción del rigor metodológico de las publicaciones científicas, hasta el punto de que fueron retirados algunos artículos publicados en revistas importantes, y con guías de práctica clínica cambiantes o conflictivas. […]

La pandemia trajo consigo un ámbito nuevo de sufrimiento humano relacionado solo de manera indirecta con la enfermedad en sí misma: se trata de las maneras en las que las sociedades afrontan la enfermedad. […] Nosotros proponemos que, a la hora de tomar decisiones sobre intervenciones en materia de salud durante la presente y las futuras pandemias, se examinen detenidamente estos “resultados de importancia humana” (human-important outcomes, HIO por sus siglas en inglés).

Nuestro objetivo no es minimizar la importancia de las intervenciones diseñadas para limitar la propagación de COVID-19, tales como las restricciones de visitas en hospitales y centros de atención de larga estancia, o limitaciones en cuanto a las reuniones públicas e interacciones. Estas intervenciones son importantes, o incluso fundamentales, sobre todo en ámbitos de alto riesgo (con una alta prevalencia de la enfermedad). Al mismo tiempo, estas intervenciones han establecido una categoría nueva de resultados que no se deben ignorar, especialmente en ámbitos con baja prevalencia de la COVID-19. Estamos pidiendo que se tenga en cuenta un equilibrio entre los pros y los contras derivados de intervenciones específicas.

Más