Diagnóstico de la ITU: criterios microbiológicos actuales

22.11.2017
Los criterios microbiológicos varían según el tipo de infección del tracto urinario (ITU). Si bien por razones prácticas sería más oportuno disponer de los mismos criterios para todas las personas con ITU, existen diferencias significativas en cuanto a los factores de riesgo, curso natural y pronóstico de varios tipos de ITU. Por consiguiente, es necesario adoptar varios criterios microbiológicos, es decir determinar los valores de la llamada bacteriuria significativa: número de bacterias vivas (conocidas como unidades formadoras de colonia, UFC) en 1 ml de orina. Los nuevos valores para la detección de bacteriuria en diferentes tipos de ITU:
1) ≥103 CFU/ml en mujeres con síntomas de cistitis (urocultivo de chorro medio)
2) ≥104 CFU/ml en mujeres con síntomas de pielonefritis aguda (PNA) (urocultivo de chorro medio)
3) ≥105 CFU/ml en el caso de ITU complicada (urocultivo de chorro medio)
4) ≥102 CFU/ml en orina extraída por inserción única de sondaje vesical
5) cualquier número de UFC tras cultivar orina por punción vesical suprapúbica.

Además, se ha actualizado la definición de bacteriuria asintomática. Ahora se considera que la decisión de iniciar el tratamiento en una ITU, si no hay manifestaciones clínicas, no se puede basar solo en la presencia de leucocituria. Las embarazadas y los pacientes en el período anterior a ciertas intervenciones quirúrgicas constituyen una excepción de esta regla.

Se han actualizado también las directrices para el tratamiento de candiduria. Para su diagnóstico es imprescindible detectar hongos del género Candida en 2 urocultivos.

En el tratamiento de la candiduria sintomática se recomienda fluconazol o anfotericina B en pacientes sometidos a intervenciones urológicas (fluconazol: 400 mg/d VO durante 7-14 d; anfotericina B: 0,3-0,7 mg/kg VO durante unos cuantos días antes y después de la intervención). El tratamiento de una candiduria en personas con neutropenia es igual que el tratamiento de la candidemia.

Para más información acceda al capítulo Infección del tracto urinario.