Evitar efectos adversos de la farmacoterapia del dolor

10.05.2019
Praktyka kliniczna – przewodnik leczenia bólu: Leczenie bólu u osób w podeszłym wieku
Renata Zajączkowska

Al utilizar farmacoterapia en ancianos hay que tener en cuenta la existencia de un mayor riesgo de aparición de reacciones adversas e interacciones medicamentosas y una menor escrupulosidad en cuanto al cumplimiento de las recomendaciones médicas, en comparación con las personas jóvenes. Las instrucciones del médico acerca de la farmacoterapia deben ser transmitidas al paciente de manera concisa y comprensible y, debido a que con frecuencia en este grupo de edad es mayor la incidencia de problemas de memoria, la mejor forma de hacerlo es por escrito.
La polifarmacoterapia es un problema notable en el grupo de pacientes ancianos. A modo de ejemplo, el polaco medio después de cumplir 65 años usa un promedio de 5 fármacos prescritos por el médico, más otros 2 fármacos o suplementos dietéticos que adquiere por su cuenta. A medida que avanza la edad, va aumentando el riesgo de reacciones adversas causadas por los fármacos tomados. Las estadísticas demuestran que tras cumplir 80 años dichas reacciones son 4 veces más frecuentes que en personas que todavía no han cumplido 50 años.
Con el fin de minimizar este riesgo, al planear el tratamiento analgésico en el paciente anciano hay que tener en cuenta:
1) los efectos adversos de un fármaco analgésico dado en la población geriátrica, respetando las características conductuales y la información relativa a la tolerabilidad del fármaco (si ya se utilizó en el pasado) y al rendimiento de los órganos principalmente encargados del metabolismo y la excreción de los fármacos
2) el riesgo de interacciones negativas fármaco-enfermedad: muchas enfermedades aumentan el riesgo de reacciones adversas causadas por los fármacos utilizados en la terapia del dolor, un gran número de fármacos analgésicos puede alterar el funcionamiento de algunos órganos y sistemas o incluso dañarlos
3) el riesgo de interacciones medicamentosas entre los analgésicos y los fármacos utilizados en la terapia de enfermedades concomitantes, que pueden ser la causa de la toxicidad del tratamiento utilizado.

Bibliografía:

1. Abdulla A., Adams N., Bone M. y cols., British Geriatrics Society: Guidance on the management of pain in older people, Age Ageing, 2013, 42: i1-i57.
2. American Geriatrics Society Panel on the Pharmacological Management of Persistent Pain in Older Persons: Pharmacological management of persistent pain in older persons. J. Am. Geriatr. Soc., 2009; 57: 1331-1346
3. Gianni W., Madaio A.R., Ceci M. y cols., Transdermal buprenorphine for the treatment of chronic noncancer pain in the oldest old, J. Pain Symptom Manage., 2011, 41: 707–714
4. Helme R.D., Gibson S.J.: The epidemiology of pain in elderly people. Clin. Geriatr. Med., 2001; 17: 417-431.
5. Kress H.G., Ahlbeck K., Aldington D. y cols., Managing chronic pain in elderly patients requires a CHANGE of approach, Curr. Med. Res. Opin., 2014; 30: 1153-1164.
6. Lussier D.: Pain pharmacotherapy in older patients. W: Sommer C.L., Wallace M.S., Cohen S.P., Kress K., Pain 2016: Refresher Courses, 16th World Congress on Pain
7. Naples J.G., Gellad W.F., Hanlon J.T.: The role of opioid analgesics in geriatric pain management, Clin. Geriatr. Med., 2016, 32: 725-735.
8. Pergolizzi J., Böger R., Budd K. y cols., Opioids and the management of chronic severe pain in the elderly: consensus statement of an international expert panel with focus on the six clinically most often used World Health Organization Step III opioids (buprenorphine, fentanyl, hydromorphone, methadone, morphine, oxycodone), Pain Pract., 2008, 8: 287–313.
9. Rastogi R., Meek B.D., Management of chronic pain in elderly, frail patients: finding a suitable, personalized method of control, Clin. Interv. Aging, 2013, 8: 37-46
10. www.stat.gov.pl/gus

Más