Enfermedades inflamatorias intestinales no específicas en pacientes de edad avanzada

19.08.2019
Leczenie pacjentów w podeszlym wieku chorych na nieswoiste choroby zapalne jelit (IBD)
Elaborado por: Karolina Moćko, Małgorzata Szczepanek
Comentario al artículo: T. Adar y cols., Comparative safety and effectiveness of tumor necrosis factor α antagonists and vedolizumab in elderly IBD patients: a multicentre study, Alimentary Pharmacology & Therapeutics, 2019, 49: 873-879

Abreviaturas: CI — intervalo de confianza, CU — colitis ulcerosa, EC — enfermedad de Crohn, EII — enfermedad inflamatoria intestinal, NNH — número necesario a dañar, RR — riesgo relativo, TNF-α — factor de necrosis tumoral α

Metodología: estudio de cohortes retrospectivo

Población: 234 enfermos con diagnóstico de EC (51 %), CU (47 %) o con otra forma de EII no clasificada (2 %) de ≥60 años de edad (60-88 años; hombres 58 %), en los que se inició un tratamiento con un antagonista del TNF-α (infliximab [81 %], adalimumab [17 %], golimumab [2 %], certolizumab pegol [1 %]) o bien vedolizumab (en el caso de los que tomaron varios fármacos biológicos se han analizado los datos relacionados con el fármaco que se utilizó en primer lugar); edad en el momento de diagnóstico — un promedio de 54 años, edad en el momento de iniciar el tratamiento con un fármaco biológico — un promedio de 68 años.

Metodología: los datos se obtuvieron de 3 centros de EE. UU. Se incluyó la siguiente información: edad en el momento de diagnóstico, duración de la enfermedad, antecedentes de tratamiento, localización de la enfermedad, características de la enfermedad de acuerdo con la clasificación de Montreal, así como antecedentes de tratamiento farmacológico y quirúrgico. En todos los enfermos inicialmente se utilizaron las dosis estándar, y a continuación la dosis fue ajustada en función de la situación clínica.

Resultados: véase tabla.

Tabla. Uso de antagonistas del TNF-α, en comparación con el uso de vedolizumab, en el tratamiento de enfermos con EII de edad avanzada durante 1 año de observación
Resultado final Vedolizumab (%) Antagonista de TNF-α (%) RR (IC 95 %)*
Remisióna en 3 meses desde el inicio del tratamiento 38 50 1,31 (0,97-1,77)
Remisióna en 6 meses desde el inicio del tratamiento 45 54 1,11 (0,84–1,46)
Remisióna en 12 meses desde el inicio del tratamiento 54 58 1,02 (0,77-1,35)
Infección en 1 año desde el inicio del tratamientob 17 20 1,11 (0,63-1,95)
Cáncer primario nuevo (sin inclusión del cáncer de piel) o recurrencia del cáncer 1 3 3,15 (0,36-27,71)
Cáncer de piel 1 0,8 0,79 (0,05-12,42)
Necesidad de cirugía por EII en 1 año 10 11 1,10 (0,51-2,38)
Necesidad de cirugía por EII en 1 año 13 20 1,57 (0,85-2,90)
Abandono del tratamientoc 36 62 1,70 (1,27-2,28)
NNH 4 (3-8)*
a La remisión se ha definido sobre la base de una evaluación compleja que incluía síntomas clínicos (ausencia de dolor abdominal, diarrea y sangrado rectal), marcadores de inflamación y del resultados de las pruebas endoscópicas y radiológicas.
b Se han incluido infecciones que requierieron antibioticoterapia, y la terminación o interrupción del tratamiento con inmunosupresores u hospitalización; la que con mayor frecuencia se presentó fue la neumonía (29 % vs. 24 %).
c Con mayor frecuencia el tratamiento fue interrumpido debido a una reacción asociada a la infusión/reacción alérgica (20 % vs. 5 %) y en segundo lugar, debido a infección (11 % vs. 14 %).
* RR y NNH calculados por los autores del análisis sobre la base del número real de puntos finales observados en los grupos examinados.

Conclusiones

Durante un año de seguimiento en pacientes de edad avanzada con enfermedad inflamatoria intestinal (EII), el uso de antagonistas del TNF-α en comparación con el uso de vedolizumab se asoció con una probabilidad similar de remisión y un riesgo similar de aparición de una infección, un nuevo cáncer primario (excluido el cáncer piel) o de la recurrencia de cáncer, de cáncer de piel, de la necesidad de someterse a cirugía o de la necesidad de hospitalización, con un mayor riesgo de interrupción en el grupo de pacientes tratados con antagonistas de TNF-α. Según los autores del estudio, debido al creciente porcentaje de pacientes con EII entre los ancianos, es muy importante incluir a esta población en los futuros estudios prospectivos.

Más