Densitometría ósea y marcadores de remodelado óseo: diagnóstico de osteoporosis

09.12.2019
Rola densytometrii i markerów przebudowy kostnej w rozpoznawaniu osteoporozy
Piotr Gluszko

Pregunta 7. ¿Hasta qué edad se debe utilizar en el diagnóstico de la osteoporosis el índice Z en vez del índice T?

El índice Z (Z-score) se aplica en el diagnóstico de osteoporosis en personas más jóvenes de ambos sexos.

El límite de edad no ha sido estrictamente establecido, sin embargo, según las recomendaciones de la Society for Clinical Densitometry es de <40 años. Se considera que los valores correctos del índice Z están entre –2,0 y 2,0. La interpretación de la prueba de densitometría y el lugar de la medición (vértebras, extremo superior del fémur, antebrazo) están detallados en las recomendaciones.2

Pregunta 8. Una mujer de 45 años tras histerectomía con doble anexectomía se hizo de forma privada una prueba de densitometría. En este caso, ¿se debe evaluar el índice Z o el índice T?

En el caso de una mujer de 45 años con ooforectomía bilateral, es decir con una menopausia precoz inducida, se debe evaluar en primer lugar el índice T; sin embargo, en algunos casos puede resultar que el índice Z sea más reducido.

Pregunta 9. ¿Cuáles son los criterios de diagnóstico de osteoporosis, además de los densitométricos? ¿Qué información adicional puede proporcionar la prueba de morfometría vertebral?

La densitometría DXA no permite diagnosticar osteoporosis en todos los enfermos expuestos a un gran riesgo de fracturas, puesto que este riesgo puede darse en personas con osteopenia o hasta con una densidad mineral ósea (DMO) correcta. De acuerdo con las sugerencias de la National Bone Health Alliance Working Group8, los expertos polacos postulan ampliar los criterios de osteoporosis en mujeres de >50 años y diagnosticar la enfermedad si:2

1) hubo una fractura de baja energía del extremo superior del fémur, si se han descartado otras enfermedades óseas, sin determinar la DMO
2) hubo una fractura de baja energía en una localización primaria en personas con osteopenia
3) el índice T es <–2,5 (hasta en personas sin fracturas)
4) el riesgo de fracturas a 10 años según FRAX con DMO es >10 %.

Se pueden aplicar unos criterios parecidos para los hombres, sin embargo, la única cuestión discutible es la de establecer el criterio de edad en >50 o >65 años.

El diagnóstico de osteoporosis en virtud de algunos de los criterios anteriores sin confirmar el índice T <–2,5, aún respaldado por un examen radiológico y/o morfométrico que indica fracturas vertebrales osteoporóticas, no equivale al cumplimiento de los criterios de subvención de medicamentos y no tiene que coincidir con las características de la ficha técnica de un medicamento. También hay que recordar que los mencionados criterios de diagnóstico de osteoporosis posmenopáusica y senil pueden ser diferentes a los criterios de diagnóstico de osteoporosis secundaria, p. ej. esteroidea.2,9

Pregunta 10. ¿Dónde se realizan las pruebas de marcadores de formación y resorción ósea?

La indicación de los marcadores de formación y resorción es útil para monitorizar el tratamiento antirresortivo (rápida evaluación de su efectividad después de 3-6 meses), en cierta medida informa sobre el riesgo de fracturas y sirve para evaluar el período de suspensión de tratamiento (“vacaciones de medicamento”). La indicación de marcadores puede ser particularmente importante en casos de sospecha de enfermedades óseas, sobre todo neoplasias.

El acceso a laboratorios que permiten medir estos marcadores de modo estandarizado (se recomienda determinar niveles de telopéptido C-terminal del colágeno tipo I como marcador de resorción y propéptido N-terminal del procolágeno tipo I como marcador de formación) se va ampliando. Tanto las reglas de recogida de muestras, como su interpretación, exigen un cierto conocimiento y experiencia.2

Bibliografía':

1. Kucharz E.J., Stajszczyk M., Kotulska A. y cols., Rola witaminy K2 w metabolizmie kosci i innych procesach patofizjologicznych – znaczenie profilaktyczne i terapeutyczne, Forum Reumatologiczne, 2018; 2: 71–86
2. Lorenc R., Gluszko P., Franek E. y cols., Zalecenia postepowania diagnostycznego i leczniczego w osteoporozie w Polsce, Endokrynol. Pol., 2017; 68, supl. A 
3. Francis R y cols., National Osteoporosis Society, 2013 UK Practical Guides,
4. Lim S.Y., Bolster M.B., Current approaches to osteoporosis treatment, Current Opinion Rheum., 2015, 3: 216–224
5. Kanis J., McCloskey E.V., Johansson H. y cols., European guidance for the diagnosis and management of osteoporosis in postmenopausal women, Osteoporosis Int., 2013; 1: 23–57
6. Marcinowska-Suchowierska E., Suplementacja wapnia i witaminy D w zapobieganiu zlamaniom osteoporotycznym u osób starszych: korzysci i kontrowersje, en: Czerwinski E., red., Osteoporoza: problem interdyscyplinarny, Warszawa, PZWL, 2015: 136–147
7. Pludowski P., Karczmarewicz E., Chlebna-Sokól D. y cols., Witamina D: Rekomendacje dawkowania w populacji osób zdrowych oraz w grupach ryzyka deficytów – wytyczne dla Europy Srodkowej 2013 r, Stand. Med., 2013; 10: 573–578
8. Siris E.S., Adler R., Bilezikian J. y cols., The clinical diagnosis of osteoporosis: a position statement from the National Bone Health Alliance Working Group, Osteoporos. Int., 2014; 25: 1439–1443
9. Goncerz G., Podsumowanie wytycznych American College of Rheumatology 2017, Med. Prakt., 2018; 1: 56–61
10. Adler R.A., El-Hajj Fuleihan G., Bauer D.C. y cols., Managing osteoporosis in patients on long-term bisphosphonate treatment: report of a task force of the American Society for Bone and Mineral Research, J. Bone. Mineral. Res., 2016, 31: 16–35
11. Gluszko P., Osteoporoza – postepy 2017/2018, Med. Prakt., 2018; 5: 65–69
12. McClung M.R., Cancel the denosumab holiday, Osteoporosis Int., 2016; 27: 1677–1682

Más