Disminución de la función pulmonar en exfumadores y fumadores ocasionales: análisis

07.10.2020
Czy u byłych palaczy oraz palaczy palących niewiele papierosów stwierdza się szybsze tempo spadku czynności płuc niż u osób nigdy niepalących?
Paweł Gomółka (MD)
A partir de: Oelsner E.C. y cols., Lung function decline in former smokers and low-intensity current smokers: a secondary data analysis of the NHLBI Pooled Cohorts Study, Lancet Respir. Med., 2020; 8: 34-44

Siglas y abreviaturas: FEV1 — volumen espiratorio forzado en el primer segundo

Introducción: en muchos países, el consumo de tabaco no deja de disminuir. Por lo tanto, ha incrementado el número de exfumadores y fumadores ocasionales. En ambos grupos, a pesar de haber reducido la exposición al humo del tabaco, la tasa de disminución de la función pulmonar puede ser mayor que en las personas que nunca hayan fumado.

Metodología: estudio de cohortes retrospectivo multicéntrico

Población: se han analizado los datos de 25 232 pacientes en los que se realizaron al menos dos espirometrías normales entre 1983 y 2014 (el estudio incluyó 70 228 espirometrías en total). Se verificó la correcta realización de cada espirometría, y los valores obtenidos se interpretaron mediante protocolos unificados.

Intervención y control: se compararon los resultados de personas que no habían fumado nunca, exfumadores y fumadores activos.

Resultados: el estudio demostró que la disminución del VEF1 fue más rápida en los exfumadores que en las personas que nunca habían fumado. En el análisis no ajustado por factores de confusión, la tasa de disminución del VEF1 fue de 34,97 ml/año (IC 95 %: 34,36-35,57) en los exfumadores, 31,01 ml/año (IC 95 %: 30,66-31,37) en las personas que nunca habían fumado y 39,92 ml/año (IC 95 %: 38,92-40,92) en los fumadores activos.

En el análisis ajustado por factores distorsionadores, la disminución del VEF1 fue 1,82 ml/año más rápida en los exfumadores (IC 95 %: 1,24-2,40) que en las personas que nunca habían fumado; mientras que en los fumadores activos fue de hasta 9,21 ml/año más alta (IC 95 %: 8,35-10,08).

En los exfumadores, el número de años sin adicción estuvo inversamente relacionado con la tasa de disminución del VEF1, es decir, cuanto más tiempo hubiera pasado desde el abandono del hábito tabáquico, más baja era la tasa de disminución del VEF1.
Sin embargo, incluso en las personas que habían dejado de fumar hacía más de 30 años, la tasa de disminución del VEF1 fue 0,93 ml/año mayor (IC 95 %: 0,22-1,64) en comparación con las personas que nunca habían fumado. En las personas con un período más breve sin adicción (20-30 años), la disminución del VEF1 fue 2,5 ml/año mayor (IC 95 %: 1,61-3,40).

Además, se ha demostrado que haber fumado incluso un número bajo de cigarrillos está ligado a una tasa de disminución de la función pulmonar acelerada. En los sujetos cuyo consumo de tabaco era bajo (<5 cigarrillos/día), la tasa de disminución del VEF1 (7,65 ml; IC de 95 %: 6,21-9,09) fue mayor que en los exfumadores (1,57 ml; IC de 95 %: 1,00-2,14). Por otro lado, la velocidad de disminución de la función pulmonar en este grupo se cifró en un 68 % de la velocidad de disminución del VEF1 en el grupo de fumadores activos con un historial de 30 o más paquetes-año (IC 95 %: 11,24 ml, 9,86-12,62).

Conclusiones: los resultados de este estudio señalan que el consumo de tabaco seguro no existe, sea cual sea la cantidad. Por baja que sea, está ligada a una mayor disminución de la función pulmonar en comparación con las personas que nunca han fumado. De hecho, la tasa elevada de disminución de la función pulmonar se mantiene durante muchos años después de haber dejado de fumar. No obstante, abandonar el tabaquismo ralentiza significativamente el empeoramiento de la función pulmonar y es el método más efectivo para frenar la progresión de la pérdida de función pulmonar.

Más