Endoscopia digestiva y pruebas de detección del SARS-CoV-2

03.11.2021
Rola wykonywania badań w kierunku obecności wirusa SARS-CoV-2 u bezobjawowych pacjentów przed badaniem endoskopowym przewodu pokarmowego
Elaborado por: Karolina Moćko, Małgorzata Szczepanek (MD, PhD)

Siglas y abreviaturas: NAAT (nucleic acid amplification test) — prueba de amplificación de ácidos nucleicos, RT-PCR (real time polymerase chain reaction) — reacción en cadena de la polimerasa en tiempo real, SARS-CoV-2 (severe acute respiratory syndrome coronavirus 2) — coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave

En la edición de septiembre de la revista Gastroenterology se publicó la actualización de las guías de la American Gastroenterological Association (AGA) sobre el papel de las pruebas de detección del SARS-CoV-2 en pacientes asintomáticos antes de una endoscopia del tracto digestivo superior o inferior, en un momento en el que la vacuna contra el virus está ya disponible tanto para el personal médico como para los pacientes.

La AGA sugiere dejar de realizar pruebas de detección del SARS-CoV-2 de forma rutinaria antes de las endoscopias del tracto digestivo superior o inferior (incluidas la endosonografía, la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica y la sigmoidoscopia flexible), independientemente del estado de vacunación del paciente (recomendación condicional, calidad de los datos científicos muy baja).

Los expertos han subrayado que los centros que consideren que las ventajas potenciales de las pruebas (tranquilizar al personal sanitario y al paciente, detectar casos asintomáticos) superan a los inconvenientes (cargar a los pacientes con pruebas adicionales, consecuencias de obtener falsos positivos, potenciales retrasos en la atención y menor eficiencia de la endoscopia), pueden decidir realizarlas antes de las endoscopias.

En los centros especializados en endoscopia que decidan implementar la estrategia de realizar pruebas de detección del virus antes de la endoscopia digestiva, la AGA sugiere realizar pruebas moleculares RT-PCR en vez de pruebas de amplificación de ARN mediante métodos de replicación de cadenas de ARN a temperatura constante (pruebas isotérmicas rápidas) o test de antígenos, independientemente del estado de vacunación del paciente (recomendación condicional, calidad de los datos científicos muy baja).

Preferentemente, el día de la endoscopia se debe realizar una RT-PCR rápida (los resultados están disponibles en 1 h), ya que supone una menor carga para los pacientes. La utilidad de las pruebas isotérmicas o los test de antígenos es limitada cuando se llevan a cabo antes de la intervención, ya que su sensibilidad es más limitada. No hay motivo para determinar el título de anticuerpos anti-SARS-CoV-2 antes de la intervención.

Durante la formulación de recomendaciones, se dio por sentado que en todos los centros:

• el personal sanitario utiliza equipos de protección personal (visor, gafas y mascarilla quirúrgica o NP5 [o N99, o un respirador eléctrico purificador de aire o PARP]) durante la prueba,
• se realiza un tamizaje de los pacientes para detectar síntomas de COVID-19 mediante una lista de control,
• se siguen las normas de seguridad (distancia física, mascarillas e higiene de manos).

Los autores han destacado que, al formular las recomendaciones, tuvieron en cuenta la alta efectividad de las vacunas contra las distintas variantes del SARS-CoV-2. Si en los próximos meses predominan nuevas variantes del virus contra las cuales las vacunas no ofrecen protección, los centros especializados en endoscopia tendrán que priorizar la seguridad del personal sanitario y los pacientes, así como la necesidad de minimizar el riesgo de transmisión asintomática, y podría ser necesario actualizar las recomendaciones.

Más