Cirrosis hepática alcohólica

29.11.2021
Alkoholowa marskość wątroby
prof. Marek Hartleb (MD, PhD)

Siglas y abreviaturas: GGT — γ-glutamil transferasa, MELD — Model of End-stage Liver Disease

Los enfermos con cirrosis hepática alcohólica diagnosticada, ¿son aptos para el trasplante de hígado?

Los criterios de clasificación de enfermos con cirrosis hepática alcohólica para el trasplante de hígado son similares a los de los pacientes con cirrosis causada por otro factor etiológico. Para determinar su aptitud, se contemplan parámetros como una puntuación >15 en la escala MELD y la ausencia de enfermedad/historial oncológico (excepto hepatocarcinoma), insuficiencia cardíaca o pulmonar e infección bacteriana, vírica o fúngica activa. En el caso de la cirrosis provocada por el consumo excesivo de alcohol, por lo general se requiere un período de abstinencia de 6 meses, confirmado por la reducción de la actividad de la GGT, y a ser posible, por un resultado negativo en la prueba de glucurónido de etilo en orina (detecta el consumo de alcohol en los 3-4 días previos al test). En los enfermos con cirrosis hepática alcohólica, es necesario evaluar minuciosamente otros órganos sensibles a daños por alcohol (corazón, páncreas, músculos, sistema nervioso central y periférico) y realizar pruebas de detección de neoplasias y estados preneoplásicos de faringe, esófago, estómago, colon y mama. En la mayoría de países, la cirrosis causada por hepatitis alcohólica se considera una contraindicación para el trasplante de hígado urgente, aunque el período de abstinencia requerido se puede acortar en casos particulares.

Más