Sonda vesical

La cateterización vesical se asocia a la presencia de bacteriuria en un 1-3 % de los casos. La incidencia de bacteriuria se eleva un 3-10 % por cada día que se mantiene la sonda vesical, y al mes se acerca al 100 %. En la orina generalmente se aíslan enterobacterias, pero son frecuentes también otros géneros como Pseudomonas, enterococo, estafilococo y hongos. La ITU sintomática se desarrolla en pocos pacientes con sonda vesical y bacteriuria, así que no se recomienda ni la detección de bacteriuria asintomática ni su tratamiento, ya que conduce al paso transitorio de bacteriuria y provoca una rápida selección de gérmenes resistentes. Tras retirar el catéter, la bacteriuria habitualmente cede espontáneamente y <1 % desarrolla ITU sintomática. Manifestaciones más comunes de ITU: fiebre, empeoramiento del estado general, leucocitosis, leucocituria y bacteriuria >103 UFC/ml (a menudo más de un patógeno). Tratamiento: administrar el antibiótico según el urocultivo, con espectro más estrecho posible durante 7-10 días en pacientes sin bacteriemia y en caso de bacteriemia durante 10-14 días. Principios de la prevención de la ITU asociada a sonda vesical cap. 25.14.

 

Más