Síndrome de abstinencia de opioides, agudo

Referencias bibliográficas básicas

CUADRO CLÍNICO Y DIAGNÓSTICOArriba

Dependiendo de la farmacocinética del opioide, los síntomas del síndrome de abstinencia suelen presentarse pasadas unas hasta 48 h desde el momento de suspenderlo (6-12 h desde suspender los fármacos de acción corta, hasta 24-48 h desde suspender metadona) o de reducir considerablemente su dosis; después de administrar un agonista del receptor opioide (p. ej. naloxona) pueden presentarse inmediatamente. El síndrome suele prolongarse desde varios días hasta semanas (en el caso de la metadona).

Los síntomas más frecuentes son: inquietud, insomnio, tendencia a bostezar, midriasis, sudoración excesiva, secreción nasal, estornudos, lagrimeo, piloerección, agresividad. En casos de curso más grave pueden presentarse: espasmos musculares, dolor de espalda, dolor cólico intestinal, vómitos, diarrea, taquipnea, hipertensión arterial o hipotensión significativa, y arritmias cardíacas (más frecuentemente la taquicardia sinusal). 

TRATAMIENTOArriba

1. Metadona: fármaco de elección en el tratamiento sustitutivo con opioides y en el síndrome de abstinencia a opioides agudo, si está dispibnible, de preferencia IM (no se usa en los síndromes de abstinencia por antagonistas opioides). Una dosis inicial de 20 mg VO o de 10 mg IM reduce los síntomas de abstinencia sin riesgo de intoxicación. La dosis se aumenta gradualmente hasta corregir los síntomas de abstinencia (con dosis incluso considerablemente superiores a 200 mg). Si el cuadro es agudo con resultado en la escala de evaluación de abstinencia alto, se puede utilizar morfina iv., VSc o IM.

2. Control de los síntomas del síndrome de abstinencia tras administrar antagonistas opioides (p.ej. naloxona o naltrexona):

1) taquicardia e hipertensión arterial: 0,1-0,3 mg de clonidina cada 1 h hasta la remisión de los síntomas, adicionalmente benzodiazepina, habitualmente diazepam, a dosis de 10-20 mg iv. cada 5-10 min hasta tranquilizar al paciente y obtener una estabilidad hemodinámica

2) vómitos, inquietud e insomnio: 25 mg de prometazina IM o iv., 50 mg de difenhidramina IM o VO, o 50-100 mg de hidroxizina IM o VO

3) diarrea: 4 mg de loperamida VO o 50 µg de octreotida VSc

4) contracciones musculares: 5-10 mg de benzodiazepina o baclofeno VO

5) mialgia: paracetamol o ibuprofeno VO

6) plan de hidratación parenteral.

3. Desintoxicación ultrarrápida de opioides: a los pacientes sometidos a anestesia general o sedación profunda se administran antagonistas opioides (en general naltrexona). El objetivo es inducir el síndrome de abstinencia agudo y “sobrevivir” bajo analgesia unas horas cuando los síntomas de abstinencia son intensos. Debido a los riesgos, este régimen de tratamiento no está comúnmente recomendado. En la actualidad todas las guías para tratamiento de pacientes con trastorno por dependencia a opioides recomiendan el tratamiento sustitutivo con fármacos de 1.ª línea, como buprenorfina asociada a naloxona VO y metadona. Se descartan los planes de desencadenamiento de síndromes de abstinencia programados.