Virus del papiloma humano (VPH)

1. Vacunas: contienen la proteína recombinada del VPH. Pertenecen a la categoría de las vacunas inactivadas. La vacuna bivalente contiene antígenos VPH tipos 16 y 18 (responsables de la mayoría de los casos del cáncer del cuello uterino, de vagina y vulva), la vacuna cuadrivalente de los tipos 16 y 18 y adicionalmente del 6 i 11 (responsables de verrugas genitales [condiloma acuminata]). La vacuna nonavalente contiene antígenos VPH tipos 6 i 11 (responsables de verrugas genitales [condiloma acuminata]) y tipos 16,  18,  31, 33, 45, 52, 58 (responsables del cáncer del cuello uterino, de vagina y vulva).

2. Indicaciones: vacunación recomendada a las adolescentes y mujeres menores de 26 años de edad, idealmente antes de comenzar la actividad sexual, con el fin de conseguir la profilaxis primaria de cáncer de cuello uterino y de las lesiones precancerosas relacionadas con la infección por el VPH (principalmente tipos 16 y 18, y también 31, 33, 45, 52 y 58 [vacuna nonavalente]). Antes de vacunar a las mujeres adultas, sexualmente activas, ordenar un examen ginecológico para descartar la presencia de lesiones patológicas de cuello uterino (citología vaginal). Algunas vacunas protegen también del VPH tipos 6 y 11, que causan verrugas genitales en ambos sexos. La vacunación no quita la obligación de realizar tamizaje citológico regular para la detección del cáncer del cuello uterino.

PERSPECTIVA CHILENA

La vacuna contra el VPH se encuentra incorporada en el PNI en Chile para niñas y niños de 10 años (la 2.ª dosis un año después) y para HSH hasta los 26 años.

 

3. Contraindicaciones: universales para todas las vacunas inactivadas →Inmunoprofilaxis de las enfermedades infecciosas en adultos: información general, embarazo.

4. Esquema de vacunación a una edad mayor de 14 años. Vacunación primaria: 3 dosis IM en el músculo deltoides en el esquema de 0, 1, 6 meses o de 0, 2 y 6 meses.