Coartación aórtica

DEFINICIÓN Y ETIOPATOGENIA Arriba

Se define por la existencia de una estenosis de la aorta, por lo general en la zona del istmo aórtico, es decir por debajo de la salida de la arteria subclavia izquierda, frente a la salida del ligamento arterioso. Se suele desarrollar circulación colateral por las arterias mamarias internas y las arterias intercostales. Los aneurismas del círculo o polígono de Willis (la anomalía no cardíaca más frecuente) aparecen en un 3-5 % de los enfermos. Formas más raras de la coartación son la hipoplasia de la parte del arco aórtico y la interrupción de la continuidad.

CUADRO CLÍNICO Arriba

1. Síntomas: aparecen habitualmente en la 2.ª o 3.ª década de la vida y están relacionados con la hipertensión arterial en la zona de la aorta anterior a la estenosis (la presión arterial, confirmada mediante medición en los miembros superiores, es ≥10 mm Hg más alta que en la arteria poplítea). A veces existen diferencias entre las mediciones en ambas arterias braquiales si la estenosis afecta la salida de la arteria subclavia izquierda. Otros signos son: pulso débil o ausente en las arterias femorales; raramente claudicación intermitente (circulación colateral bien desarrollada); soplo producido por el flujo sanguíneo a través de la estenosis de la aorta en la parte izquierda de la región interescapular; soplos secundarios a la valvulopatía aórtica en la región precordial.

2. Complicaciones (pueden ser mortales): insuficiencia cardíaca, ruptura o disección aórtica, infección de la pared de la aorta, hemorragia intracraneal, complicaciones de la enfermedad coronaria de progresión rápida.

DIAGNÓSTICO Arriba

Se suele observar durante el diagnóstico de pacientes con hipertensión arterial o cefalea; confirmado mediante pruebas de imagen.

Exploraciones complementarias

1. ECG: signos de hipertrofia del ventrículo izquierdo.

2. Radiografía de tórax: se puede observar una muesca característica en la silueta de la aorta (signo de la cifra “3”) y muescas en los bordes inferiores de las costillas; dilatación de la arteria subclavia izquierda y de la aorta ascendente.

3. Ecocardiografía transtorácica: es útil para valorar las consecuencias hemodinámicas, el gradiente de la presión antes y después de la estenosis, y las características del flujo sanguíneo en la aorta abdominal. A veces, la estenosis no se visualiza de forma directa.

4. Aortografía clásica o angio-RMN: para una valoración directa de la estenosis aórtica, especialmente para una adecuada evaluación si se plantea el tratamiento quirúrgico.

TRATAMIENTO Arriba

Tratamiento invasivo (quirúrgico o percutáneo), si el gradiente de presión entre el miembro superior derecho y el miembro inferior es de >20 mm Hg. Después de la cirugía a menudo persiste la hipertensión arterial. Se requieren controles anuales para detectar una posible recidiva de la estenosis.