Livedo reticular

Alteración vasomotora en la piel de las extremidades, más raramente del tronco, provocada por una vasoconstricción persistente y extendida de manera irregular de las arteriolas, junto con una vasodilatación de las venas (llenas de sangre desoxigenada), lo que provoca aparición de un mosaico azulado o rosa-azulado en la piel. Suele ser más un defecto cosmético que una enfermedad.

Clasificación etiológica del livedo reticular:

1) sin otros síntomas ni relación con otras enfermedades: fisiológico (sobre todo en los miembros inferiores, desaparece después del calentamiento); primaria (independiente de la temperatura del entorno); idiopática: no se reduce después de calentar la piel (se da más a menudo en mujeres de entre 20 y 60 años)

2) en el transcurso de otras enfermedades: síndrome antifosfolipídico (más frecuente), crioglobulinemia, síndrome de Sneddon, policitemia vera, enfermedad de aglutininas frías, enfermedades sistémicas del tejido conectivo (especialmente LES), embolismo periférico (de colesterol [p. ej., de una intervención endovascular] o bacteriano), diabetes mellitus.

Diagnóstico: se realizará sobre la base de los resultados obtenidos de la anamnesis y del examen físico. En casos seleccionados (p. ej. en enfermos con antecedentes de trombosis venosa o arterial) determinar la presencia de anticoagulante lúpico y de anticuerpos anticardiolipina para descartar el síndrome antifosfolipídico.

Tratamiento: no es necesario excepto el tratamiento eventual de la enfermedad de base. Hay que evitar la exposición al frío.

Más