Cáncer de laringe

El más frecuente (>95 %) es el carcinoma epidermoide, sobre todo en hombres >50 años y en fumadores de tabaco. Puede estar precedido por lesiones precancerosas, como leucoplaquia (displasia epitelial) o paquidermia (engrosamiento del epitelio). Factores de riesgo: entre otros tabaquismo, consumo de alcohol e infección por VPH.

Síntomas: disfonía crónica, odinofagia irradiada al oído, disfagia, ocasionalmente tos, disnea y tumoración cervical a la palpación.

Diagnóstico: realizar exploración física del cuello (evaluar los ganglios linfáticos y evaluar la movilidad laríngea) y derivar al otorrinolaringólogo. En la laringoscopia se puede observar un tumor, infiltrado e inmovilidad de una o de ambas cuerdas vocales. La base del diagnóstico es el examen histológico. Estadificación: ecografía con valoración de ganglios linfáticos cervicales (eventualmente con biopsia) y del espacio preglótico, radiografía de tórax en 2 proyecciones y, dependiendo de las indicaciones, TC de cuello y tórax, RMN de cuello y PET.

Tratamiento: radiación (estadios tempranos) o laringotomía parcial o total, normalmente asociada a la extirpación de ganglios linfáticos cervicales y radio- o quimioterapia (estadios avanzados). Se utiliza también la radio- y la quimioterapia paliativa.

Más