Neoplasias secundarias (metastáticas)

ETIOPATOGENIA Arriba

La mayoría de las neoplasias malignas del hígado se debe a metástasis de tumores primarios localizados en otros órganos. ~50 % son metástasis de neoplasias de órganos cuya sangre pasa por el sistema portal (más frecuentemente cáncer de intestino grueso: 1/3 de todas las metástasis hepáticas), entre las neoplasias de otros órganos los más frecuentes son el cáncer de pulmón, de mama y del sistema genitourinario, gástrico.

CUADRO CLÍNICO Arriba

Característico del tumor primario del hígado y de neoplasias avanzadas. La ictericia no es una manifestación típica de las metástasis, pero puede aparecer en las metástasis masivas junto con otras manifestaciones de insuficiencia hepática. La ascitis es en general resultado de la diseminación de la neoplasia al peritoneo, pero puede ser también síntoma de insuficiencia hepática o de trombosis de la vena porta. Las metástasis grandes o localizadas en el borde hepático pueden ser palpables.

DIAGNÓSTICO Arriba

Realizar pruebas diagnósticas encaminadas a buscar el tumor primario y pruebas de imagen del hígado para valorar la extensión de lesiones metastásicas. En la TC los tumores metastásicos tienen una densidad parecida al parénquima adyacente (sin el contraste se detecta solamente un 30-40 % de las lesiones). Se puede sospechar la presencia de metástasis del cáncer de colon a base de la aparición de una imagen característica (un centro avascular grande con un halo periférico). La biopsia de la lesión está indiciada cuando no se llega a determinar el foco primario. El diagnóstico microscópico es necesario para establecer el tratamiento. Hay que buscar metástasis hepáticas en todos los enfermos en los que se plantee el tratamiento radical de la neoplasia primaria.

TRATAMIENTO Arriba

El tratamiento radical de los tumores secundarios del hígado consiste en la resección hepática. La cirugía está justificada cuando es posible la resección completa de la metástasis (es decir con margen clínico ≥1 cm). Se emplea el tratamiento quirúrgico también en caso de recidiva del foco metastásico (solo si es posible una resección completa). El tratamiento quirúrgico en los enfermos con metástasis hepáticas debe combinarse con quimioterapia y radioterapia, dependiendo del tipo de neoplasia. Los métodos complementarios son: crioterapia y termoablación.