Extracción de sangre de vena periférica

Contraindicaciones

Igual que en inyecciones endovenosas →cap. 25.1.3.

Complicaciones

Flebitis, hematoma, infección.

Preparación del paciente y del lugar de la punción venosa

Igual que en caso de inyecciones endovenosas.

Equipo

El mismo que en las inyecciones endovenosas, pero en lugar de las agujas y jeringas habituales generalmente se utilizan equipos especiales con un tubo de vacío o una jeringa con su aguja correspondiente. El contenido del tubo o de la jeringa (y el color de la etiqueta o del tapón) dependerá del tipo de examen a realizar

1) vacío o con productos estimulantes de la coagulación (seca; “para el coágulo”): iones, urea, creatinina, bilirrubina, lípidos, enzimas y otras proteínas en el suero

2) edetato seco (EDTA) o heparinizado: análisis de sangre periférica

3) citrato de sodio: exámenes de coagulación sanguínea (en plasma), es decir INR, TTPa, fibrinógeno, dímero D; generalmente la proporción entre el citrato y la sangre es de 1:9

4) fluoruro de sodio: glucosa en plasma

5) heparina de litio: amoníaco en suero, iones en sangre total.

Técnica

Igual que en inyecciones endovenosas →cap. 25.1.3. En el caso de algunos kits ya preparados se punciona la vena con una aguja especial y tras observar la sangre en su extremo se conecta al tubo de vacío o a la jeringa. Si fuese necesario extraer una muestra de sangre para varios exámenes, se cambiarían los tubos o las jeringas, pero la aguja permanecerá en la vena.

Más