Automedida de la presión arterial

1. Realizar la medición en el medio habitual (en la casa o en el lugar de trabajo) por el paciente u otra persona, con la ayuda de un aparato automático y no con esfigmomanómetro aneroide (no aplicable a pacientes con trastornos del ritmo cardíaco en los que las mediciones con la técnica auscultatoria son más apropiadas). No se recomiendan aparatos automáticos de muñeca, aunque su uso puede estar justificado en personas obesas con gran circunferencia del brazo.

2. Las normas de medición son similares a las recomendadas para medir la presión arterial clínica →más arriba.

3. Comprobar que el paciente sabe realizar la medición correctamente y en caso contrario hay que entrenarlo. Informar detalladamente sobre la necesidad de registrar los resultados, junto con la hora de medición (explicar al paciente la frecuencia y horarios de las mediciones), sobre las variaciones de la presión arterial, los valores normales y sobre la necesidad de calibrar y mantener en buen estado el aparato.

4. Durante el período de diagnóstico y del inicio del tratamiento, el paciente debería realizar ≥2 mediciones por la mañana y ≥2 por la tarde (antes de la comida y antes de tomar los medicamentos) diariamente durante una semana y calcular el promedio (excluyendo las mediciones del 1.er día). Además de los períodos semanales de mediciones, se recomienda realizar 1-2 mediciones por semana.

5. Los valores normales de presión arterial, según los criterios de las Guías Latinoamericanas de Hipertensión Arterial (2009), son de <140/90 mm Hg (un promedio de las mediciones de varias visitas).

Más