Cirugía de la obesidad para médicos internistas.
Parte II

02.11.2017
Obesity surgery for internists. Part 2
Maria Tiboni, Roman Jaeschke

Episodios relacionados de McMaster Perspective

Maria Tiboni, Roman Jaeschke, Cirugía para la obesidad para médicos internistas. Parte I.

Referencias

Rejeski WJ, Ip EH, Bertoni AG, et al, Look AHEAD Research Group, Lifestyle change and mobility in obese adults with type 2 diabetes, N Engl J Med, 2012 Mar 29;366(13):1209-17. doi: 10.1056/NEJMoa1110294. PubMed PMID: 22455415; PubMed Central PMCID: PMC3339039.

Roman Jaeschke: Cuando hablamos de otras cirugías distintas a la banda gástrica, ¿cuántas se realizan en Canadá o en Ontario, contigo como la responsable del proceso?

Maria Tiboni: Te puedo dar los números probablemente desde el 2015. Si nos fijamos en América del Norte, Canadá y Estados Unidos, de verdad son los líderes en cuanto al número de cirugías realizadas cada año. En los EE. UU. es algo alarmante: 250 000 cirugías cada año. Probablemente la cantidad de cirugías en América del Norte se debe en gran medida al número de ellas en los EE. UU. En Canadá estamos haciendo, y creo que es el plan para todo el país este año, 3000 cirugías bariátricas pagadas por el gobierno. Hay muchas cirugías que se realizan sin apoyo del gobierno o fuera del seguro médico. En Polonia —conseguí algunos números— parece que en 2013 se contabilizaron más de 1600 cirugías bariátricas, probablemente hubo más que no se contabilizaron. Sobre todo la gastrectomía en manga y la banda gástrica.

RJ: Probablemente dos últimas cuestiones. La primera es ¿quién sería el paciente perfecto para la cirugía bariátrica? En el otro extremo, ¿a quién no la recomendarías?

MT: ¿Quién sería el paciente perfecto para la cirugía bariátrica? En 1991, el National Institute of Health reunió a un grupo de personas de varias disciplinas e intentó crear unos estándares para decidir los candidatos para cirugía bariátrica, los cuales siguen siendo válidos hasta hoy en día. Se incluiría cualquier individuo obeso con un índice de masa corporal (IMC) por encima de 40, o por encima de 35, con comorbilidades asociadas a la obesidad, como p. ej. hipertensión, diabetes, etc., siempre que esté en buen estado psicológico, concuerde con el control de seguimiento a largo plazo, y no tenga un riesgo quirúrgico prohibitivo. No nos olvidemos de que se trata de cirugías abdominales.

RJ: Y quizás la última pregunta. Fuiste esencial en el establecimiento de un programa de cirugía bariátrica bastante importante en Ontario. Si alguien quisiese intentar tal programa hoy en día, ¿cuál sería tu consejo, a corto y a largo plazo?

MT: Tengo que aclarar que en realidad soy médica internista responsable de la preparación médica de pacientes antes de las cirugías bariátricas. Pues, buena comunicación con tus cirujanos, conocimiento profundo de las técnicas quirúrgicas, conciencia de que en fin son cirugías abdominales, pero con un toque de malabsorción, y colaboración con los otros profesionales de la salud relacionados, es decir dietistas, psicólogos, trabajadores sociales, para asegurarse de que los pacientes están bien preparados y listos para este proceso de cambio. La cirugía bariátrica es para ellos solo una herramienta para alcanzar una pérdida de peso sostenible.

RJ: Si te he entendido bien, quizás el último mensaje organizativo es que aunque la cirugía está en el centro de todo este procedimiento, hay mucho que hacer antes de la cirugía en cuanto al análisis físico, psicológico y alimenticio, así como es importante el papel del seguimiento después de la cirugía, sobre todo en cuanto a la alimentación.

MT: Efectivamente. Creo que en Canadá en la provincia de Ontario estamos teniendo éxito porque contamos con un programa sólido, con la participación de todos los profesionales de la salud relacionados, trabajadores sociales, psicólogos, dietistas, y realmente trabajamos en equipo sobre la manera de manejar la transición al nuevo estilo de vida, con la cirugía como herramienta para alcanzar una pérdida de peso sostenible.

RJ: Lo prometo, la última pregunta. ¿Hay algún fármaco contra la obesidad en el horizonte?

MT: Ya me gustaría. Tal vez algún día, si llegamos a alcanzar un buen conocimiento sobre los cambios fisiológicos, podamos dirigir este comprimido hacia estos cambios fisiológicos, y quizá en los próximos 50 años la cirugía no sea la única opción, pero sí habrá un comprimido.

RJ: Crees que unos 50 años, pues todavía no nos quedaremos sin trabajo.

MT: No nos quedamos sin trabajo.

RJ: Gracias, doctora Tiboni.

MT: De nada, Roman.

Este vídeo se grabó durante el 2.o curso McMaster International Review Course in Internal Medicine en Cracovia, Polonia. Para más detalles, véase www.mircim.eu.

Utilizamos cookies para asegurarnos de que le ofrecemos la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Para más detalles, léase la política de cookies.