Los 3 avances recientes más importantes en el manejo de la espondiloartritis

14.10.2021
The 3 most important recent advances in the management of spondyloarthritis
Robert B. M. Landewé (MD, PhD)

El Dr. Robert B. M. Landewé es profesor de reumatología e inmunología clínica en el Centro Médico Académico de Ámsterdam, Países Bajos, y coautor de las recomendaciones de la EULAR sobre el manejo de la esclerosis sistémica, la artritis precoz, la artritis reumatoide, la espondiloartritis axial y la infección por SARS-CoV-2 en pacientes con enfermedades reumáticas infecciosas.

Si tuviera que mencionar los 3 avances recientes más importantes en el tratamiento de la espondiloartritis, ¿cuáles serían?

Robert B. M. Landewé (MD, PhD): Diría que el primer avance es que nos hemos dado cuenta... En los últimos años, hemos reconocido —lo cual también fue respaldado por algunos estudios— que estamos diagnosticando demasiadas espondiloartritis en las clínicas. Esto significa que usamos criterios de clasificación para el diagnóstico, pero los criterios de clasificación no están previstos para el diagnóstico. Están previstos para clasificar pacientes en ensayos clínicos, pero son demasiado sensibles, por así decirlo, y demasiado poco específicos para hacer un diagnóstico. Así pues, hemos aprendido que para emitir un diagnóstico lo que necesitamos de verdad es experiencia. Tenemos que saber qué pacientes tienen espondiloartritis de verdad. En otras palabras, tenemos que saber reconocer los patrones para combinar lo mejor posible todos los signos y síntomas que pueden presentar los pacientes con espondiloartritis y hacer un diagnóstico acertado.

En mi opinión, el segundo avance es haber descubierto, o habernos dado cuenta —lo que contrasta con mis expectativas iniciales— de que los inhibidores de las cinasas Janus (JAK) funcionan bien en los pacientes con espondiloartritis grave o espondiloartritis inflamatoria grave. Fue un poco raro, ya que pensábamos que los inhibidores de las JAK serían buenos fármacos para la artritis reumatoide y psoriásica, pero no tanto para la espondiloartritis, pero los ensayos han mostrado resultados distintos. En realidad, estos fármacos... Todos los inhibidores de las JAK también funcionan bien en los casos de espondiloartritis, así que suponen una adición al arsenal terapéutico para los pacientes con espondiloartritis.

El tercer avance es que ahora —en los últimos 2 años aproximadamente— hemos visto buenos ensayos clínicos que han demostrado que, en los pacientes con espondiloartritis que reciben un tratamiento adecuado con inhibidores del factor de necrosis tumoral (TNF) o inhibidores de la interleucina 17 (IL-17), las dosis se pueden ir reduciendo progresivamente cuando entran en remisión. Hemos visto estudios en los que se ha podido retirar por completo el inhibidor del TNF o el inhibidor de la IL-17 sin que se produjera una recaída, o al menos reducir las dosis al 50 % sin perder eficacia.

En conjunto, estos son los avances más importantes en el campo de la espondiloartritis, al menos en mi opinión. El primero es el diagnóstico excesivo, el segundo es que los inhibidores de las JAK son efectivos y el tercero es que es posible reducir las dosis gradualmente. Muchas gracias.

Más