Baricitinib en pacientes hospitalizados con COVID-19: la resolución sigue pendiente

Haga click aquí para ver nuestra breve guía de orientación sobre los programas de investigación en la COVID-19.

La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) en su forma grave se asocia con una desregulación del proceso inflamatorio. Diversos medicamentos que influyen en el proceso inflamatorio, incluidos los glucocorticoides, el interferón y el tocilizumab, han sido o son objeto de evaluación. Un tratamiento combinado con remdesivir, un agente antiviral y baricitinib, un inhibidor de la cinasa Janus que inhibe las vías de señalización intracelular de las citoquinas, tiene el potencial de mitigar los efectos de la inflamación desregulada y puede también mejorar los resultados clínicos.

Se realizó un ensayo aleatorizado a doble ciego y controlado con placebo en adultos hospitalizados con la COVID-19 (Adaptive Covid-19 Treatment Trial-2; ACTT-2). Todos los pacientes incluidos en el estudio recibieron remdesivir (≤10 días) y fueron asignados de manera aleatoria a recibir baricitinib o placebo (≤14 días). El protocolo del ensayo no permitió el uso del tratamiento de glucocorticoide que se aplica como terapia antinflamatoria en la COVID-19. El criterio de valoración principal fue el tiempo de recuperación, mientras que los criterios secundarios incluían la mortalidad y el estado clínico al día 15. La recuperación se definió como permanecer en el domicilio (incluso con algunas limitaciones en cuanto a la actividad o con el uso del oxígeno en el hogar) o en el hospital, pero sin requerir más atención clínica continua por la COVID-19; tales premisas representaban tres categorías 1-3 en una escala de 8 puntos, donde 5 significaba la hospitalización con necesidad de administrar el tratamiento con oxígeno; 7, la ventilación mecánica u oxigenación por membrana extracorpórea; y 8, la muerte.

En total, se aleatorizaron 1033 pacientes, de los cuales 515 recibieron tratamiento combinado y 518, remdesivir solo. Los pacientes que recibieron baricitinib más remdesivir presentaron una mediana de tiempo hasta la recuperación más corta en comparación con el remdesivir solo (7 vs. 8 días; razón de tasas de recuperación: 1,16; IC 95 %, 1,01-1,32) y el 30 % más probabilidades de mejoría en el estado clínico al día 15 (odds ratio [OR], 1,3; IC 95 %, 1,0-1,6). El beneficio numéricamente más alto se observó en pacientes con una puntuación de 6 puntos (ventilación no invasiva u oxigenoterapia de alto flujo en el momento de la inscripción en el estudio; razón de tasas de recuperación: 1,51; IC 95 %, 1,10-2,08; mediana de tiempo hasta la recuperación: 10 vs. 18 días). En general, la mortalidad a los 28 días fue del 5,1 % en el grupo con tratamiento combinado y del 7,8 % en el grupo de control (hazard ratio de muerte, 0,65; IC 95 %, 0,39-1,09). Los eventos adversos serios se registraron con menor frecuencia en el grupo con tratamiento combinado que en el grupo de tratamiento de control (16,0 % vs. 21,0 %), de igual modo que las infecciones nuevas (5,9 % vs. 11,2 %).

Los autores concluyeron que en pacientes con COVID-19, la agregación del baricitinib al remdesivir redujo el tiempo de recuperación y aceleró la mejoría en el estado clínico, particularmente en los pacientes tratados con oxígeno de alto flujo o ventilación no invasiva. También subrayaron la importancia de comparar de manera directa 2 medicamentos antinflamatorios: el baricitinib y la dexametasona; esta comparación es objeto del ensayo ACTT-4 en curso.

Bibliografía:

Kalil AC, Patterson TF, Mehta AK, et al. Baricitinib plus Remdesivir for Hospitalized Adults with Covid-19. N Engl J Med. 2020 Dec 11:NEJMoa2031994. doi: 10.1056/NEJMoa2031994. Epub ahead of print. PMID: 33306283; PMCID: PMC7745180.

Más